Herramientas de grabación

Para completar esta tarea solo debes tener en tu dispositivo una aplicación o herramienta diseñada para realizar la grabación. Existen muchas opciones según el sistema operativo de tu equipo. Si utilizas Android puedes descargar Google Voice, una de las más sencillas de manejar, ya que solo deberás presionar el número cuatro en el momento de la llamada, y automáticamente comenzará la grabación. No obstante, esta herramienta no está disponible en algunos países.

Como segunda opción está la Grabadora de llamadas, que también es fácil de usar, y en tercer lugar tenemos a la Grabadora de llamadas ACR, que requiere activar el altavoz para tener una mejor calidad de grabación.

Si tu sistema operativo es iOS, deberás buscar aplicaciones como Call Recorder Free, que funciona bastante bien para los usuarios de esta plataforma. En caso de que poseas un iPhone, puedes descargar TakeACallPro, que es de pago, mientras que si tu equipo pertenece a Windows Phone, deberás usar Callcorder, que también es de pago.

Legalidad de la grabación

En algunos países es ilegal realizar la grabación de llamadas sin el permiso de los participantes, así que debes revisar sobre las normativas al respecto. En el caso de España, la grabación de llamadas es completamente legal, pero siempre será recomendable notificar al interlocutor que está siendo grabado, para evitar cualquier complicación legal.

¿Cuándo grabar una llamada?

Si no sabes en qué momentos grabar una llamada, puedes hacerlo para registrar conversaciones de tus seres queridos, durante una entrevista de trabajo o conversación con tu jefe, al momento de hacer un trato con una persona, al contratar un servicio con tu operador telefónico u otra empresa, para recoger pruebas y denunciar acoso o bullying, e incluso para almacenar instrucciones y procedimientos que desees repasar con detenimiento posteriormente.

En todo caso, recuerda que deberás descargar algunas de las aplicaciones mencionadas al principio y seguir las instrucciones que son bastante sencillas. Una vez que se produzca la llamada, procede a grabar y si lo consideras necesario, no almacenes la grabación en tu dispositivo, sino en un servicio de almacenamiento online para que puedas aprovechar mejor el espacio disponible.