Cuarto de baño inteligente: Google Bathroom?

Luego de todas las herramientas innovadoras que ha lanzado al mercado la compañía Google, es difícil adivinar que sigue luego, esto porque siempre se encuentran a la palestra cuando de presentar nuevas tecnologías se trata y es lo que han demostrado a los usuarios desde su creación.

Ya conocemos Google Drive, Google Docs y Google Maps, que son algunas de las aplicaciones más utilizadas alrededor del mundo por los usuarios que disfrutan de los servicios que ofrece la plataforma de Google, pero qué tal un Google Bathroom.

En la oficina de marcas y patentes de los Estados Unidos fue registrada una nueva patente por Mountain View, el cual dispone de un primer boceto que muestra un baño inteligente que estará al pendiente de la salud de los usuarios.

Registro y publicación de esta nueva patente

La patente de la cual hablamos anteriormente fue registrada en Enero del 2015, pero no se hizo pública sino hasta el 21 de Julio, el mes pasado, a través de la misma se explica de manera detallada como sería el mencionado cuarto y con qué tecnología contaría, lo cual sorprenderá a muchas personas alrededor del mundo, en especial a los amantes de las nuevas tecnologías.

Elementos que poseerá el cuarto de baño inteligente

Aunque ya conocemos los elementos que posee un baño común y corriente, este además de contar con ellos, contará con la particularidad de incluir tecnología de punta, por lo que el espejo del mismo no solo servirá para arreglarnos, hacernos algunos retoques o ver qué aspecto tenemos, sino que además detectará manchas anormales que requieran de la visualización de un médico.

Por otro lado, la bañera no solo nos brindará la opción de tomar un relajante baño, sino que a través de esta podremos obtener un ultrasonido de nuestro cuerpo, logrando que se puedan visualizar el interior de nuestro cuerpo, arrojando un mapa tridimensional que nos permite además, visualizar nuestra estructura ósea.

La alfombra del baño, además de ser usado normalmente para evitar resbalones, caídas o para secar nuestros pies una vez que salimos de la bañera, podrá ser usada también para saber nuestro peso y asimismo tener conocimiento de nuestro ritmo cardiaco, además no solo eso, sino que podrá llevar a cabo electrocardiogramas.

Finalmente, el inodoro tampoco tendrá su uso normal, sino que podrá ser capaz de medir la presión  de los intestinos, así como el movimiento que realizan los mismos, para detectar cualquier anormalidad en nuestro sistema digestivo.

La información que proporcione el baño se recogería por medio de herramientas externas para ser llevada a expertos en la medicina que puedan atender a los diferentes usuarios.