Desde diciembre de 2015 hasta octubre de 2015, la cantidad de coreos encriptados que ha recibido Gmail desde distintos remitentes ha aumentado del 33 % al 61 %. Por otra parte, el número de mensajes encriptados que se han enviado desde correos de Gmail a otros destinatarios ha pasado del 60 % al 80 % en el mismo período. Además, el 94 % de los mensajes recibidos por los usuarios de Gmail tienen algún tipo de autenticación contra el phishing y la suplantación de identidad. Esto significa que los usuarios se preocupan cada vez más por la seguridad de sus mensajes electrónicos que son supuestamente privados (y que desean que así lo sean en la realidad).

Como ya se ha demostrado en otras oportunidades, el equipo de Google siempre trabaja para mejorar la seguridad de sus productos. En esta ocasión, el gigante de Mountain View ha anunciado que está desarrollando un sistema de alertas de seguridad cuando los usuarios reciben un mensaje sin cifrar en sus bandejas de entrada, advirtiendo a los mismos sobre los peligros que conlleva abrir un correo de este tipo.

De acuerdo al informe publicado por Google en uno de sus blogs, que ha sido acompañado en la investigación por las Universidades de Illinois y de Michigan, se afirma que la mayoría de los proveedores de correo electrónico han aumentado de forma significativa el endurecimiento de las normas de seguridad y el aumento en la adopción del cifrado de los mensajes electrónicos. Gracias a estas medidas, el email se ha convertido en una forma de comunicación bastante fiable y segura.

No obstante, la seguridad de los correos electrónicos se ve vulnerada en muchas ocasiones. Según el estudio de Google, existe una gran porción de internet dedicada a encontrar y atacar los puntos débiles en el cifrado y en la seguridad de los sistemas de mensajería. También cuentan con servidores DNS que le permiten a estos hackers interceptar los mensajes enviados por los usuarios y editarlos antes de que el destinatario los reciba.

Si bien las grandes empresas y organizaciones utilizan distintos tipos de software para cifrar sus mensajes, una buena parte de los usuarios particulares pueden desconocer el riesgo de enviar o recibir correos electrónicos sin cifrar.

Google asegura que los anteriores riesgos no implican a las cuentas de correo electrónico de Gmail en cuanto al envío y la recepción de mensajes a otros usuarios del mismo proveedor. Sin embargo, los usuarios de Gmail sí pueden correr peligro cuando reciben un email de otro proveedor de correo.   Justamente para que esto no afecte a las personas desprevenidas que tal vez no conocen la amenaza de recibir un correo no-cifrado, Google ha confirmado que recibiremos, en el correr de los próximos meses, avisos cuando recibamos algún email de este tipo.