OCU: Con esta sigla se conoce a LA ORGANIZACIÓN DE CONSUMIDORES Y USUARIOS, organización privada que funciona desde 1975 y su finalidad principal es defender a los consumidores y también informar. No es una entidad financiada sino que se mantiene con el aporte de sus socios.

En teoría se tiene instaurado un sistema de gestión donde el consumidor no paga nada por mover sus artefactos viejos a los lugares autorizados. Todo el recorrido de los de dichos aparatos están cubiertos pero la OCU encontró fallas en todos los tramos de este recorrido: trabas en la entrega, robos en los puntos limpios, cobros por recoger residuos, envíos directos a chatarrerías, paso de residuos por plantas de reciclado autorizado sin recibir tratamientos, etc., o sea es evidente que hay una falla importante en toda esta gestión.

Denuncias por parte de la OCU

La OCU hace su denuncia diciendo que el único que se beneficia es el fabricante que sólo paga cuando el aparato se recicla o sea, los fabricantes están cargando al precio que paga el consumidor por cada aparato nuevo un valor por el futuro reciclado que no se desglosa en la factura pero al sistema de reciclado el fabricante paga sólo el porcentaje que se recicla (20%, 50%) quedándose con el resto de lo cobrado. Es decir que por un lado está estafando al consumidor y por el otro está cometiendo un delito ambiental ya que el reciclado en cuestión no se realiza.

La OCU ha realizado las denuncias correspondientes ante Fiscalía de Medio Ambiente y las Comunidades Autónomas. Paralelamente se está solicitando que existan mayores controles, seguridad en los puntos limpios, controlar los lugares de reciclaje como así también sancionar a las chatarrerías.