¿Cómo se organizan?

En primer lugar están las órdenes de mercado que son las que permiten abrir o cerrar la posición del instrumento en el que estamos trabajando al precio que está cotizando: Precio de compra ASK o Precio de venta BID.

Cuando se busca otro efecto se dan órdenes limitadas para la compra, por debajo del precio actual, para la venta, por encima del precio actual. Al realizar esa orden se ejecutará cuando llegue al valor estipulado y no antes. La idea de esta orden es limitar las pérdidas.

Una función parecida cumplen las órdenes de STOP O STOP LOSS, se usan para entrar o salir del mercado en un nivel específico de compra o de venta. Cuando es de compra se ponen por encima del valor actual y se ejecuta cuando llega a ese valor. Cuando se activa una orden stop se ejecuta lo antes posible.

Una variante de lo anterior es la orden de stop móvil en la que se estipula una distancia entre el valor que queremos y el precio del mercado y el stop se moverá respetando la distancia marcada, salvo que el precio no alcance la movilidad esperada. Esta orden ayuda al inversor a limitar la pérdida máxima posible sin limitar la ganancia, da libertad para no estar vigilando el mercado continuamente.

Otros tipos de órdenes bursátiles

Existen órdenes auxiliares, una de ellas es la OCO (One Cancels the Other) o sea que cuando entra en juego cancela la anterior. La ventaja es que no se necesita estar pendiente del mercado porque esta orden es una combinación de una orden limitada y una de stop, usándose para obtener el beneficio  cuando el mercado se mueva a su favor y limitando la pérdida si el mercado va en su contra.

Otra de las auxiliares es la llamada IF DONE que es la combinación de dos órdenes que al ejecutar una se activa la otra, muy conveniente para determinados tipos de movimientos de precio.

Otra orden posible es la orden agresiva que se lanza al mercado por encima del precio, en caso de compra, y por debajo en caso de venta, esto da por resultado un precio que suele ser desfavorable.

Por último lo que queda determinar es la duración que se le da a cada orden, pueden ser por el día, de querer mantenerla para el día siguiente, hay que volver a colocarla. Otro tipo de duración es la llamada GTC, válida hasta que se cancela por los términos dispuestos y la personalizada donde se establece una duración fija (hasta fin de semana, fin de mes, etc.).