¿Sabías que la comida francesa es reconocida como una de las más importantes del mundo? sus principales productos son las salchichas, carnes, huevo,  mantequilla, quesos, hongos y tomates entre otros. La mayoría de platillos son de preparación fáciles y rápidos de preparar como el Tartine, que no es más que rebanada de pan con queso y salsa de tomate.

Tartine, pan con queso y tomate

¿Sabes que significa Rataouille? Algunos se recordaran de la película donde una ratita quiere cumplir sus de deseos de ser chef. En realidad hay una receta que lleva este nombre y está elaborada con vegetales frescos, catalogado como un plato recomendado para vegetarianos.

El ratoutille es un plato compuesto únicamente de verduras

Muy parecido a las salchichas La Quenelle es un plato donde la sémola de trigo se hace masa y se mezcla con harina, huevo y leche acompañados por carnes de tu elección, con esto tomara una forma como de empanada, la cual freiremos y luego al final podemos servir con una salsa de tomate.

Quenelle es un plato francés que se utiliza  para preparar una carne

Entre sus postres encontramos los Crepes. Este dulce plato típico de Francia es uno de los que se ha adaptado mejor. Su sencillez y su sabor lo han hecho ganar un puesto importante dentro de la gastronomía española e internacional. Las crepas también pueden ser saladas con rellenos de pollo o carne o verduras.  Por su lado las crepas dulces tienen una gran variedades que van desde solo nutella o chocolate blanco hasta la combinación de tus frutas favoritas.

Los crepes tienen su origen en Francia, un postre ideal para combinar con todo tipo de frutas y dulces