Secretos gastronómicos

Típicas patatas fritas con salsa y en un bocadillo

¿Sabías que en Brujas hacen las mejores patatas fritas del mundo? Al menos eso es lo que publicita esta ciudad, y, si se las prueba, es muy fácil entender por qué dicen esto. Brujas es un paraíso de la patata frita. ¿Estás cansado de caminar y tienes ganas de sentarte a comer una patatas? No hay problema, en Brujas hay decenas de puestos que las venden, recién hechas, calentitas, y con más de 10 tipos de salsa para untarlas. Este crujiente snack está tan inmerso en la identidad de la ciudad que hasta tiene su propio museo, el Frietmuseum.

Gofre en Brujas

¿Te quedaste con hambre? No hay problema. Ahora te toca probar los Gofres. Esta es otra especialidad belga que los ciudadanos de Brujas se han ocupado de perfeccionar. Tómate un descanso del paseo y siéntate en un pequeño café a tomarte un chocolate caliente con un gofre. Las variedades son interminables, con frutas, con crema, con dulces, con queso, ¡tú eliges!

Cerveza tostada típica de Bélgica

Para los entendidos en cerveza, Bélgica es un paraíso. Brujas ha aprovechado esta industria. Esta ciudad de solo 120 mil habitantes, tiene dos Cervecerías muy importantes: De Halve Maan y Fort Lapin. Son conocidas, especialmente, por su cerveza Brugse Zot, ganadora de varios premios. Además de disfrutar una cerveza helada, se puede hacer visitas guiadas de estas fábricas. Este dorado líquido no solo se usa para refrescar las gargantas de los visitantes, sino también para preparar platos típicos de la región.

Surtido de chocolates caseros en tienda de Brujas

Finalmente, no podemos dejar de lado a uno de los descubrimientos gastronómicos más importantes desde el descubrimiento de América: el chocolate. Los belgas se han convertido en expertos chocolateros. Sus bombones no tienen rival. Si quieres probar un chocolate único, entra a Dumon Artisanale Chocoloatier en Eiermarkt 6. ¡No te arrepentirás!