¿Brasil, todo un carnaval de sabores? Los platillos brasileños son el resultado de una combinación cultural que se ha venido diversificando en el transcurso de la historia del país. Brasil recibe sus influencias de diversas etnias como la cultura indígena, africana y portuguesa. A esto hay que sumarle los toques más actuales que muchas nuevas generaciones han traído y mezclado con los sabores tradicionales y las han fusionado con costumbres españolas, alemanas o inclusive árabes. Seguramente conoces su gran tradición en asado de carnes, las populares carnes a la brasa que se preparan con todo el cariño para lograr sacar el mejor punto de este ingrediente. Sin embargo, su tradición gastronómica va más lejos, vamos a mostrarte varios ejemplos.

¿Te gustan los frijoles? En Brasil son el ingrediente principal de muchos platos típiocos como la Feijoada que es un plato típico de frijoles. Los pasos son sencillos y los ingredientes los puedes encontrar en cualquier mercado. Es una deliciosa combinación de carnes de cerdo, costilla, longaniza, los frijoles y algunas verduras puestas a cocer como un guiso. Su textura es muy atractiva y su sabor inolvidable.

Guiso de frijoles: feijoada de Brasil

Brasil es uno de los países más grandes de sur américa y es por esto que sus regiones guardan cada una su propio sabor y platos típicos. Algunas recetas trascienden por su sabor y popularidad entre los pobladores y han sido adoptados como platos típicos nacionales. Uno de sus postres es el Quindim que se elabora el nordeste brasileño de herencia portuguesa y es elaborado con yemas de huevo, coco rallado y azúcar.

Quindim, un postre típico brasileño

Hay una mezcla muy interesante en la gastronomía. Sus tradiciones son de origen indígena y son la base dentro de cada uno de los platos típicos de la región, sus técnicas fueron adoptadas por los esclavos africanos quien a su vez también tomaron las tradiciones de los portugueses.