Antes que nada un hogar debe tener muy claro los ingresos que tiene, ya sean en pareja o solo de uno de ellos. Los gastos dependerán mucho del ingreso neto que vaya a tener la familia mes con mes. Lo más recomendable es que solo se cuente con datos fijos y no variables como ventas o negocios informales ya que estos pueden llegar a faltarnos un mes. Una familia no puede tener más gastos que ingresos ya que esto es lo que hace que la economía de muchos hogares se ponga en números rojos, obteniendo solo estrés y frustraciones.

Determinemos los gastos

Tendríamos entonces que los gastos necesarios son aquellos que como su palabra lo dice son necesarios para el hogar como la luz, el agua, el teléfono fijo, la comida y en dado caso de tener hijos la educación de estos, también hay que tomar en cuenta los gastos de medicina y renta si no se contara con casa propia. Los gastos fijos son los pagos que mes con mes tenemos que pagar y que son por cosas o servicios necesarios en nuestras vidas u hogar.

En cambio los gastos innecesarios son aquellos destinados a lujos o caprichos que adquirimos por puro placer. Podríamos decir entontes que los gastos innecesarios por así decirlo serian objetos como celulares de última generación, laptops o tablets que no necesariamente nos son funcionales en nuestro trabajo o vida diaria. A esto también tenemos que agregar autos lujosos que salen de nuestro presupuesto así como viajes o hobbies costosos como golf o las peligrosas apuestas que pueden desequilibrar el presupuesto de cualquier hogar.

Con esto no queremos decir que no deba comprar ese tipo de objetos o darse un pequeño viaje vacacional. Lo que queremos decir es que se compre un celular o automóvil que se acomode a su estilo de vida. Que el viaje lo haga luego de un poco de planeación y tomándose su tiempo para ahorrar un poco para dicho viaje. Ahorrar es difícil, pero deja una vida más tranquila y pacífica.