Ingredientes

  • 1 clara de huevo o ¼ de taza de agua de garbanzo para la versión vegana
  • 2 cucharadas de miel de abeja o miel de agave
  • ¼ de esencia de vainilla
  • 1 ½ taza de coco rallado, seco y sin azúcar
  • Un poco de sal
  • La ralladura de ½ limón

Instrucciones

Precalentamos el horno a 180º C.

En un recipiente grande batimos ligeramente la clara de huevo o el agua de garbanzo hasta formar ligeras burbujas y que este ingrediente tome un color blanquecino. Añadimos la miel, la esencia de vainilla y combinamos de nuevo. Terminamos mezclando el coco rallado, un poco de sal y la ralladura de limón.

En una charola para galletas cubierta con papel encerado colocamos las galletitas de coco que podemos formar con una cuchara compactando muy bien la “masa” pues puede ser un poco suelta, pero con el horneado se pegarán las galletas a la perfección. En total obtendremos una docena de galletas medianas.

Llevamos al horno por 10 o 12 minutos hasta que estén bien doradas las galletas y las sacamos dejando enfriar para poder servirlas. El olor y sabor del coco tostado es delicioso, y si deseas añadir un poco de sabor extra puedes sustituir la miel por leche condensada de tu elección.

Ahora, cómo hacer más ricas estas galletas o darles más sabor, bueno de diversas formas como:

  • Bañar las galletas en chocolate amargo o con leche
  • Añadiendo ¼ de taza de arándanos secos a la receta
  • Bañando con un glasé de limón y azúcar glas las galletas
  • Remplazando la mitad del coco por almendras trituradas
  • Tomando dos galletitas y rellenándolas con mermelada de piña
  • Añadiendo trozos de piña deshidratada a las galletas para un toque de piña colada

Así, esta receta jamás te resultará aburrida pues estas galletitas como puedes ver tienen bastantes variantes de sabor que las hacen aún más ricas y como la mayoría de elaboraciones que hacemos en casa con productos naturales resultan saludables.