• Temática. Este es el momento perfecto para compartir vuestros gustos e intereses y transmitirlos delante de la cámara. La mayoría de parejas que optan por hacerse una sesión post boda, eligen una temática concreta que les une. Puede ser algo relacionado con lo que os hizo conoceros, un hobby común o simplemente una afición que habéis adquirido a lo largo de vuestra relación. Las parejas amantes del fútbol u otro tipo de deporte suelen hacerse las fotografías en el estadio de su equipo favorito, mientras que a los que les encantan las motos no pueden dejar que sean las protagonistas de su sesión. Pensad si hay un tema que sea la base de vuestra relación y haced que cobre vida en vuestra post boda.
  • Lugar. Y si no tenemos una temática concreta, ¿dónde lo realizamos? La mayoría de parejas optan por un bonito parque de su ciudad, el centro del lugar donde viven o algún monumento característico cercano. Las parejas formadas por personas de diferentes poblaciones o nacionalidades, suelen elegir el lugar en el que no se celebró la ceremonia y es la ciudad de origen de uno de los miembros. Pero también son cada vez más las parejas que guardan un poco del presupuesto para invertir en la boda y lo reservan para poder viajar a otros países en la post boda. No hace falta que sea un ‘gran viaje’ como en la Luna de Miel, podéis simplemente cogeros un vuelo barato durante un fin de semana y disfrutar de vuestra sesión de fotos en lugares cercanos y tan románticos como París, Roma o Venecia.

Debemos elegir los escenarios que queremos para nuestras fotos post boda

  • Horario. Elegida la temática y el lugar, queda saber cuándo realizamos la sesión. Si tienes dudas, lo mejor es que el fotógrafo te de su propia opinión teniendo en cuenta la idea que queréis llevar a cabo. Generalmente suele hacerse en una hora del día en la que la luz vaya variando en poco tiempo, por lo que dependiendo de la época del año tendrás que optar por el horario que más se aproxime al atardecer. De este modo, podrás empezar con algunas fotos con luz natural para poco a poco poder combinarlas con focos. Los colores ocres que ofrece la puesta de sol serán el mejor escenario que podréis encontrar sea cual sea el lugar que finalmente hayáis elegido.
  • Fotógrafo. ¿Dudas con el fotógrafo? Si ya contratasteis a uno en vuestra boda y quedasteis satisfechos con el resultado, volved a elegirlo. Ya os conocerá, sabrá cómo sacaros mayor partido y podrá aportar ideas originales ya que anteriormente habrá podido saber cómo sois ante la cámara. Si no os gustó cómo trabajó el día del enlace o simplemente no contratasteis este servicio, fiaros de familiares y amigos que ya hayan hecho una post boda y estén contentos en como quedó la sesión. En cualquier caso, elegir a un profesional que previamente haya realizado este tipo de reportajes.
  • Trash the dress en la playa. El término ‘trash the dress’ hace referencia al momento post boda, cuando los novios vuelven a ponerse sus vestidos para una sesión fotográfica. Pero generalmente se utiliza cuando hacemos referencia a un reportaje en la playa. Si tu sueño era casarte en la playa pero no pudiste realizarlo por problemas de movilidad o presupuesto, es el momento de cumplir tus deseos y haceros las fotografías más hermosas de este día a orillas del mar. Las parejas suelen acabar dentro del mar, por lo que te advertimos que el vestido quedará totalmente dañado una vez en contacto con el agua salada. Este tipo de imágenes suelen ser muy divertidas e incluso sexys, por lo que no dudes en elegir este escenario para vuestra post boda.

La playa es un lugar ideal para terminar la sesión fotográfica post boda

  • Vestuario y complementos. La mayoría de parejas de recién casados eligen hacer la sesión de fotografías con los vestidos utilizados durante la post boda, pero no tienes por qué hacerlo. Podéis utilizar vuestro vestuario ‘de diario’, trajes elegantes o incluso ir disfrazados si optáis por una post boda temática. En el caso de ir tal y cual ibais el día del enlace, no es necesario llevar los mismos complementos o peinado; de esta forma os ahorraréis dinero en peluquería y maquillaje y evitaréis perder o dañar durante la sesión alguna de las joyas de valor que llevasteis.