Relojes decorativos con fotografías familiares

Escoge doce hermosas fotos de tu familia, que sean del mismo tamaño y enmárcalas de forma original y en diversas formas. Coloca las fotos a manera de círculo como los números de un reloj (por eso es importante que sean doce), y coloca en medio de ellas un mecanismo de reloj con manecillas que luzcan bien (puedes encontrar esto en ferreterías). El resultado será un gran reloj con tu familia marcando cada hora.

El árbol genealógico de la familia

Usa uno de esos esténciles para pared o vinilos en forma de árbol para esta decoración, o si tienes un artista en la familia, pinta a mano alzada un árbol con un diseño original y que más te guste.

Posteriormente en cada rama, al final o en el lugar que mejor luzca, coloca marcos con las fotografías familiares en diversos tamaños, y por supuesto tratando se seguir un orden de los miembros de la familia más adultos a los más pequeños, así como relaciones entre parentescos.

Haz una composición completa

Cuando utilices fotografías sobre la pared de salas y estancias no olvides que no solamente puede colocarlas alineadas unas a otras sino que te puedes divertir haciendo toda una composición. Juega con asimetrías al colocar un marco arriba del otro, así como utilizando adornos como rejas, letras, relojes, luces o flores de pared. Diseña primeramente un boceto sobre una hoja de papel y posteriormente coloca las fotografías enmarcadas.

Usa una impresión sobre tela y un bastidor

Si decides no usar marcos sino que tienes ganas de ver una gran fotografía de tus chicos o de tu familia completa, no dudes en contratar a un diseñador gráfico para que pueda adaptar a un gran formato una fotografía con la que ya cuentes y este la imprima sobre lona, tela o cualquier soporte fuerte y de gran tamaño. Una vez impresa puedes pedir a un artesano que la monte sobre un bastidor y tendrás toda una obra de arte por precios que son realmente bajos, ya que este tipo de impresiones no son caras.