Razones para incluir foto en tu currículum vitae

  • Personificar. En un proceso de selección los entrevistadores evalúan a cientos de personas, a veces por teléfono y otras solamente leyendo el currículum, y  por eso poner una fotografía en el CV te hará ‘personificar’ este documento. Es decir, el seleccionador podrá ‘poner cara’ al candidato que hay detrás de ese papel o al otro lado del teléfono y crear un vínculo más cercano y menos frío con el postulante.
  • Recordar. Sin duda, la principal razón para incluir foto en el currículum vitae es que los seleccionadores te recuerden. Si hubo un CV que les interesó más que el de otros candidatos, seguramente el día de la entrevista te recordarán y harán más hincapié en las preguntas que quieren realizarte. Por otro lado también es beneficioso en el caso contrario, es decir, que les hayamos gustado en la entrevista y busquen nuestro CV a través de la fotografía para tener acceso a nuestros datos personales y llamarnos para darnos el puesto de empleo.
  • Diferenciación. Todavía son muchos los candidatos que no incluyen en este documento una fotografía. Por lo tanto, todavía es uno de los elementos del currículum vitae que sirven como diferenciación del resto de postulantes. Además, poner una imagen de este tipo nos supondrá poco tiempo y nos puede abrir más puerta que si la omitimos.

¿Cómo debe ser la fotografía del CV?

En primer lugar debes incluir una fotografía que no exceda de más de un año de su realización con respecto a la fecha actual, y es que esta imagen nos debe mostrar tal y como somos ahora. El tamaño a utilizar es el mismo que el de DNI o pasaporte, pero no tiene porque ser necesariamente la misma imagen que usas en estos documentos. Lo importante es que el fondo sea de un color neutro, preferiblemente blanco, beige o un gris muy claro y que la imagen sea nítida y en color. Suele ser mejor que se tome desde un ángulo un poco inclinado desde arriba y con una ligera desviación a uno de los laterales.

Cuando el candidato se va a hacer la fotografía del CV debe mostrar su personalidad y ser natural. El pelo es preferible que esté limpio, cuidado y que nos tape el rostro lo menos posible. Con respecto a las mujeres no es aconsejable que vayan maquilladas en exceso, mientras que los hombres pueden ir afeitados o con barba, pero en cualquier caso deben mostrar una imagen aseada e higiénica. Llevar pendientes grandes o adornos en el cabello no suelen dar una idea profesional y atractiva de nosotros, por lo que será preferible no llevar elementos muy llamativos.

Dos aspectos importantes a tener en cuenta en el momento de realizar la fotografía son la postura y gesto del candidato. La espalda siempre debe estar recta, los hombros deben estar hacia atrás y es preferible estar sentado para que nuestros músculos queden más relajados. ¿Se debe sonreír en una fotografía para el CV? Lo ideal es que hagas una leve sonrisa con los labios, sin mostrar tus dientes, y que fijes la mirada en el objetivo de la cámara. Con esta imagen quieres transmitir lo mejor de tu personalidad; que eres una persona atractiva, que eres profesional pero a la vez simpática y que tienes seguridad y confianza en ti mismo.