Si no eres ambientalista, existen muchas más razones para dejar de utilizar tanto papel al momento de llevar a cabo nuestras tareas cotidianas en el trabajo o nuestra casa. El costo del papel se incrementa cada día, así como el de las impresoras y la tinta, así que ahorrarás mucho dinero si dejas de utilizar papel y optas por el formato digital. Del mismo modo, estarás mucho más organizado, ya que no tendrás montañas de papel y será mucho más fácil localizar un documento que necesites de forma urgente.

Guarda todo en PDF

Cuando realizamos transacciones en línea, es conveniente guardar comprobantes bancarios, recibos y certificados. La mayoría de las personas los imprime y terminan gastando una cantidad exagerada de papel. Lo ideal es guardarlos en formato digital PDF, e imprimirlo solo si es necesario. Algunas veces los sistemas operativos o servicios web no admiten esta opción, por lo que debemos acudir a herramientas como DoPDF para solucionar el problema.

Digitaliza otros documentos

Si tienes una gran cantidad de documentos antiguos de diversa índole, lo mejor es digitalizarlos mediante un escáner y así guardarlos en un lugar seguro, sin necesidad de que ocupen un espacio físico importante. Ese papel podemos reciclarlo y así optimizar mucho más su utilización.

Utiliza agendas digitales

En lugar de comprar una agenda voluptuosa, utiliza una agenda digital y haz todas tus notas en ellas, es prácticamente lo mismo que con una agenda en físico, solo que te libras del peso y del volumen de hojas. Además, podrás aprovechar diversos gestores de tareas que permitirán un mejor rendimiento en las diferentes actividades que planifiques.

Gestiona tus cuentas en línea

La mayoría de los servicios básicos que necesitamos han propiciado el pago por medio de la web, así como la emisión de facturas y demás notificaciones. Así que utiliza estos canales para hacer los pagos respectivos y evitar consumir más papel. También utiliza el correo electrónico para manejar tus estados de cuenta y demás consultas de cualquier tipo. En todo caso, sé un buen ciudadano, procura colaborar con el planeta y ahorrar un poco de dinero.