Tal vez uno de los errores de Google fue lanzar su plataforma cuando otras redes sociales como Facebook y Twitter ya estaban fuertemente consolidadas entre los usuarios. Muchas veces llegar tarde al mercado puede ser fatal, y por más que la red social tuviese funciones avanzadas que luego copiarían sus competidores, nada le ha servido para convertirse en líder entre las redes.

Debido a eso, Google anunció recientemente que ya no obligará a sus usuarios a tener un perfil de Google+ para acceder a otros sitios como Hangouts o Google Fotos. De esta forma, el gigante de los buscadores inicia un proceso de independización de sus plataformas y deja sembrada la duda: ¿es el final de Google+?

Es válido preguntarse si, con este movimiento, Google no está aceptando que nunca llegarán a tener tantos perfiles activos de Google+ como quisieran y que, luego de tanto trabajo, están tirando la toalla. Facebook es casi invencible en estos momentos, con miles de millones de usuarios en todo el mundo, y Google+ no podía más que envidiar sus números.

En uno de los blogs de la mega-corporación de internet, Bradley Horowitz, su vicepresidente, comentó que Google realizará cambios importantes en los últimos meses. ¿Se estaría refiriendo al posible final de su tan preciado hijo Google+?

Al parecer, los cambios importantes serán dos. En principio, Google+ perderá algunos servicios pero sumará otros. Y, por otra parte, los perfiles de Google+ no serán obligatorios para acceder a todos los servicios que provee la empresa, por lo que solamente exigirán una cuenta de Google para poder utilizar los mismos y no un perfil de su red social. Esto se dio porque los usuarios se han quejado repetidamente acerca de la utilidad de crear una cuenta en Google+ cuando ya tenían una de Google. ¿Acaso tiene algún sentido? Pues no, y la empresa líder de internet parece haberlo comprendido al final.

Según han informado el vicepresidente, el primer servicio en dejar de solicitar un perfil de Google+ será la plataforma de vídeos online más famosa del mundo: Youtube. Para poder utilizarla, solamente necesitarás una cuenta de Google. De esta forma, el sitio de vídeos volverá a ser como lo era antes del cambio, de forma que los perfiles de Google serán privados como lo eran y no públicos como los de Google+, pudiendo ser rastreados.

De todos modos, Google parece querer continuar con el monopolio brindando algunos servicios que requieren sí o sí tener una cuenta con ellos, como Gmal, Hangouts, Google Fotos y Youtube. Las cosas cambiarán pero no del todo.