Primer día: Madrid al aire libre

Dependiendo de a la hora que lleguemos el viernes a la capital española, podremos hacer más o menos cosas, pero sin duda te recomendamos que en primer lugar vayas a uno de los núcleos principales de Madrid: la Puerta del Sol. Aquí encontramos uno de los lugares más fotografiados de la ciudad, el Kilómetro Cero, de donde salen las principales carreteras españolas. También podréis ver muy cerca el símbolo por excelencia de Madrid, la estatua del ‘Oso y el Madroño’. Si se acerca la hora de cenar, es una de las zonas más recomendadas junto con la Gran Vía para encontrar una amplia oferta de bares y restaurantes económicos. Sin embargo, te recomendamos que vayas pronto a tu alojamiento para descansar y aprovechar la mañana del sábado para ver los principales monumentos de la capital.

  • Palacio Real. Conocido también como Palacio de Oriente es en teoría la vivienda de los monarcas españoles; sin embargo, los reyes utilizan el Palacio de la Zarzuela como residencia. Por lo tanto, el Palacio Real tiene un carácter oficial y en él se realizan actos y ceremonias relacionadas con el Estado y la realeza. Así como Londres realiza todos los días a las 11 de la mañana el Cambio de la Guardia Real frente al Palacio de Buckingham, lo mismo ocurre en el Palacio Real. Los soldados hacen sus coordinados movimientos ofreciendo un verdadero espectáculo gratuito y al aire libre para los turistas. El precio de entrada para visitar el interior es de  3,50 euros para estudiantes y jubilados y de 8 euros para el resto de adultos; abre a las 9 horas y cierra entre las 14 y las 18 horas, según el día y mes del año.

Fachada del Palacio Real de Madrid

  • Catedral de la Almudena. A finales del siglo XIX se mandó construir el que hoy en día es el templo religioso más destacado de la capital: la Catedral de la Almudena. Si entramos al interior, podremos visitar el Museo dedicado a diferentes piezas y objetos de la diócesis  de Madrid así como subir a lo alto de las torres. A diferencia de otras basílicas, las vistas desde lo alto no son tan espectaculares como podemos encontrar en otros miradores de la capital. Tanto el museo como la cúpula están abiertas de lunes a sábado entre las 10 y las 14 horas y el precio de entrada  es de 6 euros para adultos y de 4 euros para jubilados y estudiantes; acceder al interior de la Catedral sin ir al museo o las torres es gratuito.
  • Plaza Mayor. Si se acerca la hora de comer, qué mejor que coger fuerzas en uno de los núcleos neurálgicos de la capital madrileña: la Plaza Mayor. Se trata de una de las plazas más grandes y conocidas del territorio español y donde se pueden ver algunos atractivos como el Arco de los Cuchilleros, la Casa de la Panadería y la Estatua de Felipe III. Además, aquí se concentran todo tipo de bares y restaurantes que en sus animadas terrazas ofrecen a los turistas los mejores platos de la gastronomía de la ciudad.

Vista de la Plaza Mayor

  • Templo Debod. Una de las joyas del patrimonio madrileño y que permite el acceso a los turistas sin ningún tipo de coste es el espectacular Templo de Debod. Fue traído desde Egipto para salvarlo de las consecuencias de la Gran Presa de Asuán. Cuenta con más de 2 mil años de antigüedad, se encuentra en el Parque de la Montaña y es uno de los monumentos más recomendados para visitar durante un fin de semana en Madrid. Los lunes permanece cerrado, entresemana abre de 10 a 14 y de 18 a 20 horas, mientras que los fines de semana sólo permite el acceso por la mañana.

Segundo día: encantos de Madrid

En nuestro segundo y último día por la capital española recomendamos visitar los monumentos que más se adapten a los gustos y edades de nuestros acompañantes. La Fuente de la Cibeles, el Monumento de los Caídos de España, el Paseo del Prado o la Estación de trenes de Atocha son visitas que podéis hacer con toda la familia, a cualquier hora del día y que no tienen ningún tipo de coste. Pero dependiendo del tiempo que tengáis, os recomendamos dos opciones que no podéis dejar pasar por alto.

  • Parque del Retiro. Es el corazón verde de la ciudad y uno de los parques más famosos del continente europeo, tanto como el turístico Hyde Park de Londres o los conocidos Jardines de Tullerías de París. Un espacio donde poder alquilar una barca con nuestros hijos, que los más pequeños disfruten de las diferentes áreas infantiles o donde simplemente pasear y relajarnos del tráfico y bullicio madrileños. En su interior destacan el Paseo Argentina, el Palacio de Cristal y el Monumento a Alfonso XII.

Lago artificial del Parque del Retiro

  • Museo del Prado. Es uno de los espacios culturales más importantes del país y sin duda el museo más visitado de Madrid; hablamos del Museo del Prado. Se inauguró a principios del siglo XIX y desde entonces y hasta nuestros días se puede ver una amplia colección de pinturas realizadas entre los siglos XVI y XIX. Entre los artistas más famosos cuyas obras de arte tienen cabida en su interior destacan Goya, Velázquez o el Greco, entre otros. Abre de 10 a 20 horas y el precio de entrada oscila entre los 6 y los 12 euros.

Museo del Prado