1. Carnaval de Brasil. 40 días antes de que se celebre la Semana Santa son miles las poblaciones que quieren celebrar su Carnaval con los disfraces más variados. Pero si hay uno que se ha convertido en una de las fiestas más populares del mundo es el famoso Carnaval de Brasil. El buen tiempo, la música, los vestidos más espectaculares y la mejor animación tienen lugar durante los días del evento. El carácter religioso traído por los españoles siglos atrás se ha fusionado a lo largo de la historia con las costumbres afrobrasileñas del país dando como resultado una de las celebraciones más animadas y populares del planeta.

Carnaval de Brasil en Rio de Janeiro

  1. Oktoberfest de Alemania. Aunque la celebración de la Fiesta de la Cerveza tiene lugar en diferentes países de los cinco continentes, es sólo la Oktoberfest de Múnich la más importante y la primera que se organizó. Fue en 1810 en honor al enlace matrimonial de dos importantes representantes de Baviera, pero con el paso de los años se ha ido transformando en un evento donde la principal protagonista es la famosa bebida de cebada. Atrae a más de seis millones de visitantes al año y tiene lugar alrededor del mes de octubre con una duración aproximada de unos 15 días. Se celebra a las afueras de Múnich y en el recinto donde tiene lugar se juntan unas 15 carpas en cuyo interior se pueden encontrar diversas opciones de ocio. La música, la vestimenta típica y los mejores productos gastronómicos de esta región de Alemania son el denominador común durante todos los días de la Oktoberfest.

Oktoberfest en Munich, Alemania

  1. San Fermín de Pamplona. Una de las festividades más originales y únicas que se celebran en el mundo es la que tiene lugar en la localidad española de Pamplona; hablamos de San Fermín. En honor a este santo, los habitantes y turistas se ponen el pañuelo rojo al cuello para recorrer casi un kilómetro de distancia mientras son perseguidos por varios toros. Aunque los Sanfermines comienzan el día 6 de julio al mediodía, no es hasta el día 7 de julio a las 8 de la mañana cuando tiene lugar el primer encierro de la festividad. Sus orígenes se remontan a la época medieval y aunque cada año se toman las medidas de seguridad oportunas, no deja de ser un evento que deja consigo un número elevado de heridos cada año.

Encierros de los San Fermines

  1. Fiesta de la Luna Llena en Tailandia. Uno de los espectáculos más multitudinarios e irrepetibles del mundo es la Fiesta de la Luna Llena en Tailandia. En concreto tiene lugar en la isla de Koh Pha Ngan, en la turística playa de Haad Rin, y acoge a miles de jóvenes viajeros en busca del mejor ocio y diversión del país. Esta celebración comenzó a tener más auge en la década de los ochenta cuando se quiso crear una pequeña fiesta en honor a la Luna, pero con el paso de los años se ha transformado en un paraíso para los amantes de animación nocturna desenfrenada. A orillas del mar es posible escuchar todo tipo de música, encontrar el turismo más cosmopolita y consumir cualquier bebida en sus numerosos ‘chiringuitos’.

Fiesta de la Luna Llena en Tailandia

  1. Las Fallas de Valencia. El fuego es el principal protagonista en la última noche de una de las celebraciones más curiosas de España, las Fallas de Valencia. Tras cuatro días en los que se exponen los enormes monumentos hechos de cartón-piedra, las fallas, en la noche del 19 al 20 de marzo se queman frente a la atenta mirada de millones de habitantes y turistas. Cuando las brasas arrasan la creación que ha representado a cada falla de la ciudad, se crea un auténtico despliegue entre bomberos y personal de limpieza para que la población quede totalmente cuidada. Los días anteriores y a partir del 15 de marzo, los visitantes pueden disfrutar de los coloridos fuegos artificiales, escuchar las sobrecogedoras ‘mascletás’ o respirar el olor a pólvora de los miles de petardos que lanzan los valencianos durante las fiestas.

Fallas de Valencia