Un vehículo subcompacto de cuatro puertas que adapta unas aristas en la parte delantera y trasera donde el actual cuenta con curvas suaves, se ve una fascia que cuenta con una parrilla y faros mucho más pequeños, unos insertos en el marco de Ford para disimular los contornos del cuerpo, particularmente los que se encuentran en el techo  que le dan un perfil de doble burbuja sutil, el coche parece ser más amplio con una línea en el techo ligeramente inferior.

Este fiesta representa la dedicación que Ford hace en el segmento de subcompactos y si bien no puede generar el mismo tipo de beneficios que tiene con sus deportivos, camiones y utilitarios, en el fiesta ofrece a los compradores un precio por primera vez razonable para la marca donde sin el fiesta base no podríamos ver el fiesta St un vehículo ordenado y divertido que estará actualizado en el 2018.

Este estará en una plataforma B mundial base del coche actual, con el chasis actual se ahorran en gastos de investigación y desarrollo con lo cual este dinero se aplicara en el mejoramiento del interior, así como la adición de más tecnología y comodidad recordemos que esta plataforma también la ocupan el Ford Ka y el Courier entre otros vehículos comercializados fuera de Norteamérica. Sera un poco más largo que el actual, también estará más ancho y esto repercutirá en un mayor espacio interior y en un mejor comportamiento dinámico.

En cuanto al tren de transmisión no esperamos grandes cambios, a excepción de algunos ajustes de sintonía leves. Tanto la aspiración natural de 1.6 litros de 4 cilindros y el de 1.0 litros de tres cilindros con turbocompresor deberán volver bajo la nueva piel del fiesta. La versión ST tendrá muy probablemente el turbo de 1.6 litros de cuatro cilindros con un vertiginoso 197 CV y 202 libras de torsión.

Se informó que tiene un bloque motor de hierro fundido, tapa de válvulas y Carter de aluminio, con el turbocompresor de control activo, doble comando variable de válvulas y entrega 173 Nm de torque entre 1400 y 4500 rpm.

Se espera que tenga mucho de la tecnología del focus, así como nuevos dispositivos de seguridad y entretenimiento, entre los que destaca la pantalla de 8 pulgadas, el arranque sin llave, sistema de audio Sony con 9 bocinas, sistema de estacionamiento automático, sistema de emergencia de frenado que se activa cuando hay riesgo de accidente, radar de proximidad laser, cabe mencionar que solo son especulaciones y posibilidades que podrían ser parte del vehículo.

Con esto Ford busca competirle al Sonic de Chevrolet, al Honda fit, al Hyundai accent, scion/Toyota ia y Toyota yaris. Y así lograr posicionarse en el segmento. El posible precio base es de 18,965 euros.