El exterior, diseñado en el Centro Stile Fiat en Turín, cuenta con una agradable forma de crossover pese a que esto no queda totalmente dicho, cuenta con manijas cromadas características de la marca Fiat, el 500X tiene un aspecto más cohesivo que la caja de metal que se evidenciaba con el 500L.

El interior es bastante amplio, con un volumen de carga que se puede ampliar de 18.5  a 50.8 pies cúbicos bajando los asientos traseros. Tapizado en tela de alta calidad, o piel de primera calidad, el interior ofrece siete combinaciones de colores, lo que permite una cierta personalización. El 500X también ofrece una extensa lista de opciones, incluyendo la advertencia de carril de salida y la detección de puntos ciegos, provocando que la atención del conductor se encuentre centrada en el camino.

Interior del todoterreno compacto Fiat 500X

En cuestiones de conectividad y entretenimiento esto es alcanzado a través de la pantalla de información y entretenimiento Uconnect de 6,5 pulgadas que se presenta en todas las versiones excepto la versión base que viene con una pantalla de 5.0 pulgadas.

Versiones americanas del 500X vendrán con una elección entre dos motores de cuatro cilindros, uno normalmente ventilado y uno turboalimentado. El motor de 1.4 litros turbo de cuatro cilindros tiene 160 CV y 184 libras-pie de torque, y está acoplado a una transmisión manual, mientras que el de 2.4 litros de cuatro cilindros logra 180 CV  y 175 lb-pie de torque, acoplado a una trasmisión de nueve velocidades automática.

Hay dos versiones disponibles  un modelo elegante, agradable a la vista y una versión más robusta tipo crossover, está solo está disponible con tracción en las cuatro ruedas y mejor adaptada al manejo fuera de la carretera. La conducción es sorprendentemente cómoda y segura, circulando a alta velocidad notamos la seguridad necesaria para un coche de esta clase, lo que lo hace un automóvil pequeño perfecto para la familia con un toque de belleza y elegancia.