Recientemente, Facebook comenzó a habilitar el acceso a Messenger sin necesidad de tener una cuenta en dicha red social. Lamentablemente, en un primer momento sólo estaba disponible para usuarios de Canadá, Estados Unidos, Venezuela y Perú. La buena nueva para los usuarios del resto de los países es que esta opción se ha globalizado y cualquier persona puede utilizar el servicio de mensajería sin acceder a Facebook y desde cualquier punto del planeta.

Los mensajes privados fueron una funcionalidad de Facebook desde sus inicios, permitiendo a los usuarios comunicarse entre sí sin la necesidad de entablar una comunicación en el muro de los mismos. Luego, fue evolucionando hacia una especie de chat, donde se podía escribir, enviar fotografías e incluso hacer video-llamadas con otros “amigos” de la red social. Se sumó la posibilidad de añadir “stickers”, es decir, unos simpáticos emoticonos que sirven para ilustrar las conversaciones. Después vino la app para móviles, forzando a los usuarios de Facebook a descargarla si quería utilizar los mensajes privados, y que pasó a denominarse “Facebook Messenger”. De eso ha pasado un tiempo ya y todos nos hemos acostumbrado a este sistema de chat mediante burbujas que aparecen en la pantalla de nuestros móviles sin la menor anticipación.

Hasta ahora, para poder utilizar este sistema de chat, debías ser usuario de la red social. Sin embargo, esto ha cambiado. Para poder utilizar Facebook Messenger, ahora simplemente debes contar con un número de móvil que se asociará al sistema de mensajería instantánea. Para decirlo más claro: ya no es necesario ser usuario de la red social de Zuckerberg para comunicarte a través de este sistema.

Claramente, la compañía intenta presentar esta posibilidad para que aquellos usuarios que no tienen cuenta en esta red social utilicen este sistema de mensajería de la misma forma que lo hacen con los otros disponibles en el mercado, incluyendo Whatsapp que también es propiedad de Facebook.

Si bien Whatsapp y Facebook Messenger nacieron con objetivos separados, la adquisición del servicio de mensajería por parte de la empresa de Mark Zuckerberg ha cambiado las cosas. Messenger no deja de crecer y de actualizarse con mayor frecuencia que su –ahora- competidor. Whatsapp recibe cada vez menos actualizaciones, por lo que algunos creen que en un futuro ambos servicios de fusionarán, o que finalmente Messenger aplastará a su competencia.

Falta bastante para que Facebook Messenger supere a Whatsapp en cantidad de usuarios activos, aunque se puede analizar la tendencia hacia un único servicio. Messenger actualmente cuenta con 600 millones de usuarios activos, teniendo un muy buen nivel de penetración entre los usuarios de mensajería instantánea a nivel mundial. Habrá que ver qué sucederá con este servicio de chat cuando implementen las nuevas funcionalidades que se vienen prometiendo, como la posibilidad de realizar pagos entre usuarios a través de Facebook Messenger.