Desde el año 2009, Facebook te da la oportunidad de transformar el perfil de una persona fallecida en una cuenta memorial. Para iniciar el procedimiento se requiere que un conocido complete un formulario especial en línea, en el que se indique el nombre de la persona fallecida, fecha de la muerte y, posiblemente, un enlace o cualquier documento relacionado con la muerte. Facebook realiza la evaluación requerida y luego edita el perfil mediante la inserción de las palabras "En memoria de", antes del nombre de la persona.

La cuenta memorial tiene algunas limitaciones, los amigos pueden compartir pensamientos y recuerdos, pero no reciben la notificación del cumpleaños de su amigo fallecido. Además de esto, el resto de la página permanecerá impecable, quedando prohibido cambiar la configuración que el usuario había realizado antes de morir.

Con la nueva característica, este tipo de cuenta conmemorativa será mucho más dinámica. Esto es posible ya que el contacto legado debe seleccionarse cuando todavía se está vivo. Para hacer esto tienes que cambiar la configuración e indicar quien, entre tus amigos, tendrá que manejar el perfil post mortem. Luego Facebook enviará una solicitud oficial a los elegidos, que serán libres de aceptar o no.

Una vez que tengas las llaves de la cuenta, tus beneficios de heredero te darán acceso a una serie de autorizaciones especiales. Puedes cambiar la foto de portada y el perfil, y también puedes aceptar nuevas solicitudes de amistad. Por otra parte, si la configuración de seguridad lo permite, tienes el pase para descargar todas sus fotos, mensajes y la información que el usuario había compartido.

Sin embargo, aun cuando el sucesor es un pariente cercano, no tiene el derecho a identificarse directamente utilizando las credenciales de inicio de sesión de la persona fallecida, o entrometerse en sus mensajes privados. Y en caso de que no quieras dejar rastros, Facebook sigue ofreciendo la opción de eliminar todos los datos, como lo hace su rival Google Plus. Actualmente el servicio sólo está disponible en los EE.UU., pero pronto funcionará en otros países.

La plataforma de Mark Zuckerberg, que cumplió 11 años el pasado 04 de febrero, ha alcanzado cifras vertiginosas, superando la difícil barrera de los mil millones de suscriptores, en la que se esconde una cantidad récord de datos sensibles. Por consiguiente, este legado digital es un tema candente, que requiere una cuidadosa reflexión, lo que obligó a Facebook a definir políticas mucho más transparentes.