Marrakech fue creada en el año 1062, siendo una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos y habiendo funcionado como capital del Imperio Islámico. Debido a lo anterior, y aunque actualmente no es la ciudad capital de Marruecos, cuenta con diversos sitios declarados Patrimonio de la Humanidad. Éstos, junto con la impresionante ubicación de la ciudad en un valle al pie de la cordillera del Atlas la convierten en un lugar muy popular para el turismo, llegando a registrar visitas de más de dos millones de turistas por año.

Justamente gracias a esa increíble ubicación existe una diversidad de recorridos que se pueden emprender desde Marrakech y que te permitirán maravillarte con una gran variedad de paisajes como el valle del río Ourika, las cascadas de Ouzud o el monte Toubkal.

  • Respecto al primero, la excursión consiste en visitar distintos poblados distribuidos a lo largo del valle del rio Ourika, el cual se encuentra aproximadamente a 60 kilómetros de Marrakech. En líneas generales en este camino la primera parada se realiza en la aldea llamada Setti-Fatma desde donde se inicia el recorrido para visitar las siete cascadas. En dicho pueblo si lo deseas podrás encontrar un guía que te acompañe en la travesía. Luego, llegarás a la primera cascada, lugar donde muchos turistas aprovechan para darse un baño en las frescas aguas que descienden de las altas cumbres, y, si eres aventurero te adentrarás montaña arriba para maravillarte con el paisaje formado por las restantes seis cascadas. Por último, dentro de este mismo valle podrás visitar una casa típica de una familia bereber y pasar por algunos mercados tradicionales de la zona.

Cascada en Setti-Fatma

  • Otro lugar interesante para visitar es la ciudad de Ouarzazate situada a unos 200 kilómetros de Marrakech y conocida como la Puerta del Desierto (ya que todo quien se dirija al desierto del Sahara pasa por allí) y el Hollywood de África (debido a la presencia de diversos estudios de cine, como los Atlas Studios que vale la pena visitar). A su vez, cerca de Ouarzazate se encuentran dos ciudades fortificadas o Kasbah: el Kasbah Ait Ben Haddou y el Kasbah Taourirt. Ambas constituyen una visita imprescindible si alguna vez te encuentras en Marrakech.

Ciudad fortificada de Kasbah Ait Ben Haddou

  • A su vez, Marrakech es el principal punto de partida para aquellos que quieren visitar el desierto del Sahara de Marruecos. Allí existen dos zonas importantes que resultan interesantes de ver, el Desierto de Zagora, el más cercano a Marrakech y el desierto de Merzouga, el más bello e impresionante para recorrer, con dunas de más de 150 metros. Puedes ver más detalles sobre estas excursiones en nuestro artículo sobre los desiertos de Marruecos.

Desierto de Zagora

Finalmente, otras tres excursiones que te recomiendo son la visita a la ciudad fortificada de Essaouira, a uno 180 kilómetros de Marrakech; el recorrido por las cascadas de Ouzud, las cuáles, con más de 110 metros de altura se consagran como las más impresionantes del norte de África y la excursión al monte Toubkal con su Parque Nacional. Dicho monte es el pico más alto del Atlas, encontrándose a 4.167 metros sobre el nivel del mar y a una distancia de 60 kilómetros desde Marrakech.