Pero realmente  con estos métodos  no conseguiremos nada más que  coja miedo a orinar cuando nosotros estemos presentes  y en cierto modo agravemos más  la situación porque del mismo modo tampoco  conseguiremos  que orine cuando lo saquemos a la calle.  Por ello y para conseguir los mejores resultados debes informarte para conocer mejor los puntos y procedimiento más acertados.

Hay que habituar bien al perro para que sepa cuándo y dónde orinar

Como habrás notado tu perro tiende hacer las necesidades en lugares que él considera seguros y por esa razón puede que te cueste mucho que tu perro orine en la calle. No castigues a tu perro cuando se orine dentro de la  casa, solo es recomendable que limpies muy bien esa zona para que no la vuelva a marcar ya que los perros son muy territoriales. Uno de los métodos más utilizados por especialistas lo puedes practicar cuando saques a tu perro a la calle. Cuando veas que llevas bastante tiempo y tu perro no orina…llévalo hasta la puerta de tu casa pero no entres y das media vuelta así como tu mascota no puede aguantar más se orinara en la calle. Puedes realizar esta operación tantas veces como necesites.

Una vez logrado este pequeño triunfo será importante que acostumbres a tu mascota a realizar las necesidades regularmente en horas puntuales. Debes saber que normalmente un perro adulto realiza sus necesidades dos veces al día.