Si bien es cierto muchos de nosotros no acostumbramos comprar mucha comida chatarra, es normal que en casa haya cajas de galletas, una que otra bolsa de patatas fritas, pastel o cualquier comida basura porque nos damos pequeños gustos con ella, o puede también que este tipo de alimentos sean comunes en nuestra compra de supermercado, así que cualquiera que sea el caso ¿qué podemos hacer para evitar abusar de este tipo de alimentos?, veamos algunas sugerencias

Viéndola con otra actitud

Verla como una comida opcional o de “recompensa” es una actitud que nos evitará pensar en la comida basura como un alimento regular. Con esto evitaremos también verla como una forma de matar el hambre, y nos haremos la disciplina de verla además como algo que no se comer diariamente o en abundancia, sino como pequeños bocaditos gustosos.

Que nos cueste trabajo

La forma en la que los alimentos están a disposición en casa también ayuda o perjudica a abusar de la comida chatarra, porque si la obtenemos con la misma facilidad que la fruta, seguro preferiremos una bolsa de patatas fritas a una manzana. Hacer lo más accesible y apetitosa la fruta es una estrategia de personas delgadas, y colocar chocolates, galletas o cualquier comida alta en calorías en lugares difíciles de alcanzar como la parte más alta de nuestra despensa, algo que siempre puede ayudar.

No comerla mientras estamos distraídos

Sentarnos a trabajar frente a un ordenador o a curiosear con una Tablet mientras comemos comida basura nos distrae de las proporciones que ingerimos, y así perdemos la noción del tiempo, también la noción de qué tan llenos estamos o qué tanta hambre tenemos en realidad. Los únicos alimentos que no resultan peligrosos de comer de esta manera son los vegetales y las frutas con poca azúcar, ya que de lo contrario, ingeriremos calorías extras que ni siquiera sabremos de dónde viene.

No verlos como un alimento

Es muy común que algunas personas desayunen con alimentos propios de la comida basura como galletas  o productos de bollería industrial, también que se desayune con gaseosas o zumos altos en azucares. La comida basura no es un alimento completo, y a media mañana o al desayunar, evitarla todo lo posible es lo más sano.