Si se realizan en telas gruesas pueden ser tan buenos aislando del frío y del calor como las cortinas convencionales y no son tan pesadas ni necesitan de la distancia de estas, pudiendo ser colocados incluso directamente en el cristal.

Ayudan a no acumular polvo ya que no tienen tanto vuelo como las cortinas ni arrastran ligeramente en el suelo como estas.

Tipos de estores

A continuación te mostramos los diferentes tipos de estores que puedes encontrar. Todos ellos deberán prepararse a medida para asegurarte de cubrir el hueco de tu ventana y que se adapte a ese espacio.

  • Estores enrollables: Son los estores más baratos y más sencillos. Se enrolla en la parte superior en la que hay una pieza que lo recoge. Esta pieza suele estar cubierta por una caja que la disimula. Este tipo de estores son perfectos para lugares en los que se quiere algo práctico y económico pues se compra en diferentes medidas y se adapta a todas las ventanas, pero no es tan decorativo como otro tipo de modelos.
  • Estores paqueto: Se trata de estores que al tirar de las cintas que los recogen fruncen la tela haciendo que se arruge sobre sí misma. De este modo, no es necesaria la caja en la parte superior y es mucho más decorativo. Este tipo de estores se utilizan con telas que se dejan recoger fácilmente y que no se arrugan con mucha facilidad, ya que de lo contrario al soltarla nuevamente veríamos una tela totalmente llena de marcas.
  • Estores de varillas: Es uno de los más habituales en las casas. La tela tiene en el interior varillas que al tirar de las cuerdas se recogen plegándose unas sobre las otras. No es necesario caja y permite telas de todos los tipos.
  • Estores abullonados: Son muy parecidos a los paqueto pero las telas que se usan tiene más cuerpo y se abullonan por los lados para que el estor quede con más presencia y no se vea tan fruncido. Necesita una tela con una cierta consistencia pero sin un peso excesivo. Es elegante y perfecto si se quieren poner vivos todo alrededor de la cortina para conseguir el efecto abullonado que se busca.
  • Estores venecianos. Es, en definitiva, una persiana veneciana de las de toda la vida pero las lamas son de tela. Normalmente están unidas entre sí, por lo que al separar las lamas queda una tela muy fina que deja pasar perfectamente la luz. Es una versión un poco más elegante de estas persianas, con las ventajas de su sistema pero con la elegancia de la tela.
  • Estores de guías: Son estores enrollables pero que tienen unas guías en los lados para que cuando se cierren no dejen pasar nada de luz. Se utilizan generalmente en oficinas y en muchos casos se combinan con sistemas a distancia de apertura y cierre. Aunque podrían utilizarse en las casas, están pensados para ambientes de trabajo aunque encajan muy bien en decoraciones muy modernas o de estilo industrial.