Los encuentros entre los especialistas y los padres pueden ser semanales de dos horas de duración aproximadamente y se repartirán de la siguiente manera: presentación del tema a tratar, debates en grupos pequeños y exposición final general. Este trabajo dinámico y participativo favorece la reflexión, el intercambio y la comunicación.

Estos encuentros se pueden organizar desde la comuna o desde las instituciones educativas donde se nuclearán los padres de los alumnos que allí concurren y que tendrán una realidad en común para debatir y mejorar.

Porqué necesitan esta escuela los padres

Al plantear la escuela para padres se debe segmentar en qué edad de niños se va a trabajar. Así tenemos escuela para padres primerizos donde se les asesorará sobre los cuidados del bebé y el primer año de vida, con la dinámica planteada anteriormente. Escuela para padres de la primera infancia, donde se abordarán los temas que mejoran la atención de los niños de esta edad y su estímulo y luego padres de niños de segunda infancia y adolescentes donde las temáticas pueden ser muchas ya que las realidades son abundantes.

En todos los casos los profesionales serán guías de los intereses que demuestren los padres abordando las temáticas de forma motivadora y con una perspectiva optimista, facilitando la búsqueda de soluciones y brindando herramientas prácticas para el quehacer diario como padres.

Los temas principales que se tratan

Los temas que preocupan sistemáticamente a los padres cada vez más a temprana edad son:

  • Salud, alimentación y actividad física
  • Educación sexual
  • Adicciones y la facilidad con que se accede a ellas
  • Redes sociales
  • Lectura
  • Autoestima en la adolescencia
  • Fracaso escolar
  • Formas de diálogo
  • Conflictos en la escuela
  • Violencia social
  • Desarrollo de la personalidad y desarrollo social
  • Abordaje de temas difíciles
  • Factores de riesgo

De no existir este tipo de escuelas, los padres pueden solicitarlas en las escuelas y en las sociedades de fomento porque las experiencias realizadas han sido muy positivas y han enriquecido el contacto social entre padres que en la mayoría de los casos no se conocían.