Tropicales

Los jardines tropicales se caracterizan por su vegetación abundante y floración cargada de exotismo. Su producción necesita de temperaturas controladas que no sobrepasen los 30 grados de calor, con un nivel de humedad frecuente, así que este modelo es idóneo para aquellas zonas de clima tropical, donde la cantidad de sol que reciban las plantas sea proporcional a la cantidad de agua. Se recomienda su implementación para espacios medianos o grandes.

Decoración de un jardín tropical

Acuáticos

Este tipo de jardines está conformado por especies cuya base para subsistir es el agua, con fines principalmente decorativos, ya que estas especies de plantas acuáticas no se caracterizan por la producción de frutos. Su implementación es apta para espacios grandes donde pueda construirse un estanque, lo que implica un trabajo de mantenimiento permanente, en lo que respecta al drenaje y purificación del agua.

Jardín acuático, con un diseño especializado

Sostenibles

Los jardines sostenibles son uno de los más desarrollados en los últimos años, porque se fundamentan desde el punto de vista ecológico, ya que procuran estar en equilibrio con el medio ambiente, cultivando especies que se correspondan con las condiciones climáticas de la zona donde se encuentre el jardín, así como el buen uso de los recursos naturales como el agua, el ahorro de dinero, etc. De allí que se prefiera el cultivo de plantas xerófilas como una manera de mantener la humedad.

La sostenibilidad del jardín puede influir en el diseño

Verticales

Se les denomina con este nombre porque generalmente se despliegan en una superficie plana, principalmente paredes. Este tipo no ocupa tanto espacio, y se caracteriza por utilizar especies de poco volumen, con raíces cortas. Los jardines verticales tienen un origen asiático y poseen como función principal la decoración de los espacios cotidianos.

Un jardín con diseño vertical

Inglés

El jardín Inglés es uno de los modelos más clásicos de jardines que existen. Se trata de grandes praderas pavimentadas con céspedes, árboles y arbustos, que pueden ser frutales u ornamentales. Esta opción es muy recomendable para espacios de amplia extensión y puede combinarse con otros tipos de jardines, de acuerdo a las condiciones climáticas de la zona donde se desarrollen.

Un jardín típico inglés

A partir de estos modelos clásicos de jardines, puedes planificar un diseño mucho más original, donde podrás escoger con mayor precisión todos los aspectos generales para llevar a cabo tu jardín, en función de las condiciones del terreno y tus preferencias personales.