Se trata de adornos y remates realizados en poliespán que tiene muy buena calidad y que realmente dan el pego y parecen realizados en escayola. Además, se puede pintar sobre ellos sin problema, por lo que se pueden rematar en el color que se prefiera.

La mayoría de los modelos se venden en color blanco, pero también los hay decorados imitando a madera o en colores envejecidos que aportan elegancia.

Molduras

Se pueden encontrar todo tipo de molduras para los remates de los techos, en diferentes grosores y con todo tipo de dibujos o en liso sencillo. Dado que las molduras se pueden cortar con facilidad, es sencillo hacerles un corte en ángulo y rematarlos bien en las esquinas para que todo quede perfecto.

Estas molduras son ideales para techos que tienen alguna imperfección, ya que esta quedará oculta de una manera rápida y que además cualquiera puede hacer sin ser ningún experto en bricolaje. Pero también sirve para adornar y darle mayor presencia al techo. Se pueden utilizar también para las columnas.

Permiten hacer agujeros para encastrar focos de luz led para iluminar la habitación de manera indirecta.

Rosetones

Existen muchos modelos de rosetones de tamaños muy distintos. Son perfectos para adornar en el centro de la habitación. Normalmente, son enteros aunque hay modelos con un agujero central para colocar una lámpara.

Si se quiere colocar una lámpara en alguno de los otros modelos hay que medir para hacerle un agujero central y colocarla. Este recorte se hace de manera sencilla con un cutter circular, especialmente pensados para realizar agujeros perfectamente redondos. En este caso hay que elegir un modelo que permita por su diseño este tipo de agujero.

Los rosetones enteros son perfectos para techos que tienen otro tipo de iluminación, como leds ocultos, por poner un ejemplo.

Placas para el techo

Las placas para el pecho de poliespán son perfectas para techos con fallos que no son totalmente lisos o que no tiene un acabado bonito. Se pegan directamente encima del techo y cubren todos los pequeños defectos dando un acabado muy bonito, pueden ser planchas enteras lisas pero también con forma que imita a las losetas de escayola o incluso a otros materiales como la madera.

Hay diseños muy variados y utilizando los remates del mismo material queda un techo perfecto por muy poco dinero y de manera muy rápida. Es importante elegir una cola adecuada y de calidad para asegurarse de que todo queda perfectamente unido y que no se despega, consiguiéndose resultados profesionales con muy poco esfuerzo.