Estos son los errores más comunes que hemos cometido muchos al querer iniciarnos en el mundo de los peces y que se recogen aquí a fin de evitar que tú también puedas cometerlos si te decides a montar tu propio acuario en casa:

  1. Comprarse un kit: Los kits de inicio para montar un acuario suelen ser de mala calidad y muchas veces no traen todo lo necesario. Además suelen ser acuarios muy pequeños y básicos que se deben evitar si la afición va en serio.
  2. Pensar que los peces no dan trabajo: Los peces no hay que sacarlos de paseo y tampoco hay que cepillarlos, pero tienen sus tareas y debemos de conocerlas bien de antemano para saber si estamos dispuestos a cumplirlas.
  3. Olvidarse de que los peces son animales: Exacto, son animales, seres vivos, mascotas cuya vida es importante y precisa de cuidados. No son aceptables comportamientos como los de dejarlos morir para irse de vacaciones sin ansias.
  4. Ignorar los cuidados mínimos del agua: Realizar el test de pH del agua, medir la temperatura y conocer la cantidad de oxígeno que hay en la misma son algunas de las mediciones básicas que se tienen que realizar en cualquier acuario y que deben de saber hacerse con los ojos cerrados. También hay que saber utilizar la cantidad justa de productos para equilibrar el agua para no pasarse de un extremo al otro.
  5. Ignorar los cuidados máximos del agua: Aunque mal expresado nos podemos entender. Nos referimos a esas personas que se pasan con el cuidado y acaban haciendo cosas inconvenientes para su acuario, como por ejemplo cambiar el agua en demasiada cantidad o con una frecuencia excesiva e innecesaria.
  6. Elegir mal a los compañeros de natación: Hay que saber qué peces se pueden juntar y qué peces no se pueden juntar o nos encontraremos con la desagradable sorpresa de ver a alguno de nuestros nuevos amigos herido o desaparecido tras haber sido devorado por sus compañeros de pecera.
  7. Escoger especies muy complicadas: Hay que conocer las propias limitaciones de cada uno y no escoger peces difíciles de cuidar. Hay especies aptas para principiantes, para iniciados, para expertos medios y para profesionales de los acuarios. Se realista y no quieras ir más allá de lo que tus posibilidades de aconsejan.