La iluminación

Siempre que nos enfocamos en tratar de cambiar el ambiente de nuestra casa, la iluminación juega un papel muy importante. A veces creemos que cuanto más tengamos será mucho mejor, pero en el caso de la iluminación cuando se recarga la casa con lámparas, esto puede ocasionar un mal aspecto, además de concentrar mucho calor.

Una buena iluminación no se trata de tener una cantidad exagerada de lámparas en el hogar, sino más bien de saber ubicar en casa espacio de él, aquellos focos que nos ayudarán a crear una perfecta armonía. Escoge focos de luz blanca, estos además de dar un ambiente de tranquilidad son más duraderos y menos molestos que los focos de luz amarilla. 

Los estilos

Evita mezclar estilos que no tengan nada en común. Puedes recurrir a la combinación de estilos, pero siempre que estos tengan algunos elementos en común. No saber combinar estilos puede ser fatal, además visualmente puede resultar desastroso, antes de hacerlo puedes consultar en internet que estilos poseen características en común que puedas combinar.

Por ejemplo, si deseas un ambiente clásico este siempre tiene algunos toques vintage, así que sería acertado juntarlos. Por otro lado si buscas decorar al estilo industrial, podrías poner en él algunos elementos del estilo industrial, ya que ambos guardan algo de relación.

No sobrecargar

En oportunidades creemos que mientras más detalles y adornos tengamos en casa, esta lucirá mucho más llamativa, y claro que lo hará, pero no en una forma muy positiva. En la actualidad mientras más sutil y minimalista sea la decoración mucho más bonita será la atmósfera que generará.

Usa adornos simples pero que tengan un toque único y elegante, trata de no recargar de muchas cosas las mesas que están en casa, o de usar demasiados portarretratos en un sitio, al igual que cuidar no colocar muchos cuadros en una sola pared.

Muebles y Detalles

Al igual que la iluminación, cuando se trata de  muebles, la ubicación siempre determinará que tan bien se puede utilizar un espacio. Por lo general la sala de la casa siempre posee un gran mueble, trata de ubicarlo en un espacio donde no genere conflicto cuando desees moverte libremente por la casa, así cuando decidas traer visitas a casa, tendrás mucho más espacio y todo estará mucho mejor distribuido.

Cuida los detalles de cada cosa. Hay gente que suele ser muy detallista y esto puede ser muy bueno a la hora de decorar, cada detalle hace la diferencia. Presta atención a la pintura de casa y corrige cualquier error, procura que los acabados en los marcos de los cuadros, si es que los posees, sean los mejores, así como los marcos de las puertas y muebles. Por último, te aconsejamos conservar siempre la limpieza en casa.