Te daremos una buena idea para saber por dónde empezar. En primer lugar, debes escoger tres colores del polycrom Acuario y así podrás combinar el efecto. Si la pared que has decidido pintar tiene un color que no cuadra en nada con la combinación que intentamos lograr, puedes empezar por generar una base plana com ayuda de un rodillo sencillo.

Algo bien importante a tener en cuenta es que, para decorar nuestro hogar, debemos procurar siempre economizar los recursos, la improvisación, y poner en juego toda la creatividad, a fin de lograr los mejores resultados con el gasto mínimo. Así que, en adelante, ten en cuenta este gran detalle. Un rodillo de pelo corto será muchísimos más cómodo para trabajar sobre superficies lisas, ten a la mano papel, pueden ser hojas Block o láminas de papel bond. El costo de este es bastante reducido. Este papel tendremos que arrugado y tenerlo listo. Otra opción. De papel para abaratar, definitivamente, los costos que esta técnica pudiera generarnos, es usar papel periódico.

Una vez hayamos generado esa base sobre la pared que queremos pintar, hablamos de haber usado un color apropiado para la combinación, es hora de tomar nuestro papel arrugado, mojarlo (habiendo alcanzado y puesto a mano, previamente, nuestro contenedor con el segundo color) en la pintura. Vas a pasar, dando tiques en la pared con el papel, el papel, por toda la superficie. Frotando de manera irregular.  Puedes desplazarlo también, para ir creando una especie de textura.

La pretensión de esta textura es generar ese efecto de viejo, con un claro estilo rústico, como el que desearías aplicar sobre una casa rural o algún edificio con cierto valor histórico. Al principio no se verá muy bien, pero, poco a poco verás cómo, al ir tomando cuerpo y tamaño, iremos logrando el objetivo. ¿Qué haremos con los siguientes colores? Una vez tengamos seca la primera mano con este color, lo que haremos será repetir el proceso con los dos colores siguientes. Puedes, en la primera mano, repetir el color base, así fortalecerán el fondo con la textura que buscamos. Una vez hayas repetido el proceso, ve evaluando e improvisando sobre la marcha. Puede que no te éste gustando la dirección en que van los trazos, no te preocupes, cambia la dirección y desordénalo un poco. Así se verá mucho mejor.