Preparación de la entrevista

  • Investiga sobre la compañía. Sepas o no si la entrevista que vas a hacer es individual o en grupo, debes contar con información sobre la compañía antes de realizar la prueba de selección. Si cuentan con página web o redes sociales, lee todo lo que tengan publicado en Internet ya que puedes averiguar qué proyectos les interesan, el tipo de público que tienen así como datos históricos sobre la compañía. Teniendo esta información te dará confianza hablar con los empleados y ellos sentirán que estás implicado en el proyecto antes de saber si eres el candidato final.
  • ¿Entrevista en grupo?  Llegas a una entrevista y no sabías que era en grupo. Si esto te ocurre en alguna ocasión, no pierdas los nervios e intenta sacar provecho de ello. En ocasiones, cuando un candidato puede ser comparado con otros postulantes puede beneficiarle ya que en ese mismo momento la empresa puede descartar quién no le interesa. Habla con el resto de compañeros antes de que se lleve a cabo la prueba, intenta indagar sobre su experiencia o nivel académico para ver cuáles son tus ventajas frente a sus debilidades.
  • Preguntas frecuentes. La mayoría de veces que se hacen entrevistas en grupo se hacen actividades o ejercicios entre los candidatos, y mientras los seleccionadores analizan cómo éstos se desenvuelven. ‘Qué te llevarías a una isla desierta’, plantear una posible situación real o debatir sobre un tema de actualidad son alguna de las preguntas que se realizan en este tipo de entrevistas. Prepara tus argumentos y demuestra durante la dinámica de grupo que eres el postulante idóneo.

Consejoso para una entrevista de trabajo en grupo

Durante la interacción con los candidatos

  • Participa, pero no destaques. La empresa busca un candidato que se implique en la compañía y por lo tanto va a buscar a alguien que participe en las conversaciones de la entrevista en grupo. Pero sin embargo, te recomendamos que no lleves ‘la voz cantante’ ya que una persona que no escucha a los demás o dedica demasiado tiempo a sus propias explicaciones dará una idea negativa a los seleccionadores. Si surgen ejercicios o planteamientos para resolver junto con el resto de postulantes, involúcrate, muestra que escuchas a los demás e intenta ‘ser tú mismo’ aportando ideas creativas.
  • Escucha a los demás. Saber escuchar es un gesto que denota interés, compañerismo y educación al mismo tiempo. Aunque pueda parecer algo lógico, en situaciones como esta en la que los candidatos están algo incómodos o nerviosos, puede que haya personas que interrumpan a los demás queriendo dar su opinión o llevándoles la contraria sólo por destacar. Si se dirigen a ti, contéstales, y preferiblemente hazlo llamándolos por su nombre u apellido. Pero si no es así, espera a que el otro candidato termine de hablar y pide la palabra amablemente para hacer referencia a lo que ha dicho.
  • Cuida el lenguaje corporal. La entrevista en grupo no está pensada para que cada uno explique en qué ha trabajado, qué ha estudiado o cuáles son sus habilidades. Se busca que los candidatos estén menos nerviosos, interactúen entre ellos y se muestren ‘tal y como son’. Por ello, las personas encargadas de seleccionar se fijan en cada gesto, mirada y postura que tienen los candidatos en todo momento. El lenguaje corporal es una valiosa fuente de información para conocer mejor a una persona y por ello, hay que cuidarla durante esta prueba. Ten una postura erguida, mantén la mirada con tu público cada vez que hables y no te muestres ni demasiado sonriente ni excesivamente serio.