Pero qué tal conocer un método de ejercicio tan rápido que realmente no nos toma más de cuatro minutos y que además está enfocado en quemar grasa ¡suena demasiado genial!, bueno, veamos un poco sobre el método tabata

La rutina de entrenamiento tabata podemos aplicarla a diferentes ejercicios

Qué son las rutinas tabata

Las rutinas tabata se desarrollaron en Japón por el doctor Izumi Tabata, del Instituto Nacional del Fitness y Deportes en Japón, y se destacan por tener una duración de tan solo 4 minutos pero una efectividad muy buena, ya que se realizan en intervalos de 20 segundos de ejercicio intenso sin parar como el cardio o el aerobics, 10 segundos de descanso, y de nuevo 20 segundos más de ejercicio intenso. Así tenemos intervalos que crearán nuestros 4 minutos de ejercicios fuertes.

No está de más decir que las primeras rutinas si no estás acostumbrado te serán muy intensas, pero conforme vaya a pasando tiempo tu cuerpo se sentirá más cómodo y acostumbrado a esta forma de ejercitarlo.

Un ejemplo de rutina de entrenamiento tabata para adelgazar, con ejercicios que puedes hacer en casa

¿Es posible adelgazar con estos ejercicios?

Esta rutina va de maravilla cuando deseamos perder peso y dar tono muscular, de hecho, la pueden utilizar personas muy delgadas para ganar masa muscular combinando una buena dieta. Además nos ayuda a darle fuerza a nuestro corazón y cambia nuestro metabolismo que se adapta de maravilla a esta forma acelerada de ejercitarnos.

Cuándo no puedo realizar este tipo de rutinas

Pero como es claro, se requiere de fuerza en articulaciones, no tener antecedentes de problemas con el corazón y empezar prudentemente cada rutina, sabiendo que si tenemos un tobillo lastimado, es mejor concentrarnos en sentadillas, abdominales o ejercicios que no requieran de saltos o correr.

Además, es muy recomendable que no sea esta nuestra única  forma de ejercitarnos, y realicemos rutinas tabata solamente dos o tres veces por semana, intercalando con caminatas (puede ser al trabajo o al subir escaleras del hogar), yoga, pilates o cualquier ejercicio de bajo impacto que nos ayude a recuperarnos del ejercicio intenso que se realiza con el método tabata.