Hay tres fases que se pueden distinguir en el ciclo menstrual:

  1. Fase folicular: donde crece la pared interna del útero, llamada endometrio, preparándose de esta manera para recibir el óvulo. Este es el trabajo de la hormona estrógeno. Por otro lado, la hormona foliculoestimulante, hace crecer los folículos ováricos. El aumento de los niveles de estrógeno hace subir la hormona luteinizante esto hace que se rompa el folículo activo liberando un óvulo.
  2. Fase ovulatoria: comienza cuando el óvulo se libera y se encamina hacia la trompa y de allí al útero. Paralelamente sigue engrosándose el endometrio.
  3. Fase lútea: el folículo se convierte en un productor de hormonas: estrógenos y progesterona que estimulan la implantación del óvulo en caso de que esté fecundado. Caso contrario, se descompone disminuyendo los niveles de progesterona, desprendiéndose el endometrio y comenzando la menstruación propiamente dicha.

El cuerpo queda con niveles de estrógenos altos y éste mejora el trabajo muscular y oxida más carbohidratos, dando mayor energía para realizar actividades.

Durante el período de “síndrome pre – menstrual” aumenta el apetito y los carbohidratos se asimilan con más fuerza y, en general, hay menos energía para hacer actividades por tanto es el momento de aumentar la grasa corporal. Se tiene la necesidad de comer con más azúcar y con menos proteínas.

Para completar el panorama, la grasa se almacena en cadera y glúteos siendo difíciles de eliminar. Por lo tanto, el entrenamiento tiene que regularse de acuerdo al momento del período que la mujer atraviesa.

En la etapa de pre – ovulación, donde abundan los carbohidratos, la actividad física tiene que ser intensa. Se debe incorporar mucha proteína en este período y poco carbohidrato. La actividad tiene que ser bien localizada sobre todo para muslos y glúteos.

En la etapa de post – ovulación, donde abunda la grasa, la actividad tiene que ser aeróbica y de poco desgaste. Los ejercicios serán con pesas, caminatas, running y con alimentación como arroz, papas, batatas, frutas y miel. Aporte moderado de grasas.

Para el síndrome pre  menstrual es aconsejable consumir magnesio, omega 3 y alimentos ricos en vitamina B6. Durante el sangrado puedes mantenerte con poca actividad, está permitido.

Recuerda que el ciclo menstrual normal suele durar 28 días, siendo normales también los que van desde 21 a 35 días. El tiempo de sangrado puede ser desde 2 a 7 días. La cantidad y el color dependen de cada mujer.

Siguiendo este sistema, estarías logrando los mejores resultados para tu cuerpo.