El entrenamiento en casa también puede ser complementario del que se realiza en el gimnasio, consiguiendo de este modo no tener que desplazarse o no abandonar las rutinas cuando por motivos laborales no se puede acudir a una sala de pesas todas las semanas.

Tener un equipamiento en casa para levantar pesas no es siempre viable, por ejemplo, en un apartamento pequeño no es posible tener un buen banco para levantar pesos. Pero esto no tiene por qué ser inconveniente para entrenarse, solo hay que tener ganas y un poco de conocimiento sobre el cuerpo.

Estos ejercicios te ayudarán a entrenar los brazos sin necesidad de pesas. Puedes hacer tres series de quince repeticiones excepto del último ejercicio del que te trazarás una rutina personalizada en función de tu nivel.

  • Flexiones. Las flexiones clásicas son uno de los mejores ejercicios para brazos. Al realizarlas utilizamos el peso del propio cuerpo y se pueden realizar desde las clásicas, las más fáciles de hacer, hasta algunas más complicadas, como utilizando un solo brazo. Para empezar, las flexiones clásicas son más que suficientes y solo cuando se vea que no supone un gran esfuerzo realizarlas pueden empezar a complicarse más.
  • Levantamiento en barra. Un ejercicio similar. Se coloca una barra sobre una puerta y se utiliza para realizar elevaciones. Este ejercicio permite también muchas alternativas y es muy sencillo de realizar. La barra pasa prácticamente desapercibida sobre el marco de la puerta y da todo tipo de facilidades para hacer ejercicios de brazos.
  • Flexiones de espalda. Colócate de espaldas a un banco o a una mesa resistente que quede aproximadamente a la altura de tus muslos. Siéntate en el suelo con las piernas recogidas y los pies apoyados en el suelo y coloca los brazos hacia atrás, doblados en ángulo y con las palmas apoyadas contra la base de la mesa. Tus hombros y tus bíceps deben de quedar en ángulo recto con tu espalda y la parte inferior de tus brazos paralela a la misma. Elévate hasta estirar tus brazos por completo sujetando con ellos el peso de tu cuerpo y vuelve a bajar hasta que casi te sientes, pero sin apoyarte en el suelo.
  • Mancuernas para realizar muchas repeticiones con poco peso. Unas mancuernas pequeñas, incluso si no pueden llevar mucho peso, son válidas para realizar ejercicios en los que se sustituye el peso por el número de repeticiones, trabajando los diferentes músculos del brazo.

Para fijarte el número de repeticiones deberás de tener en cuenta tu nivel físico, los progresos que estás haciendo en el gimnasio y los pesos que soportan tus mancuernas. Tu entrenador puede aconsejarte sobre qué rutinas de mancuernas pueden ser las más adecuadas para hacer en tu casa.