Pero a pesar de todos los avances aún no se conocen los orígenes de las enfermedades, el enfoque médico en general se centra en eliminar los virus dejando de lado el origen y los motivos por los cuales una persona se enferma. Los virus siempre están presentes y esperando que las defensas se debiliten para atacar. Por eso es importante enfocarse en reforzarlas para que puedan eliminar la infección. Cuando el sistema inmunológico está sano no hay virus peligrosos.

En la naturaleza se encuentran muchas plantas que son inmuno-estimulantes o sea que estimulan la formación de defensas, por otra parte hay plantas hepato-protectoras que protegen el hígado al momento de tomar antibióticos que matan los virus pero también son tóxicos para el hígado y, por último, están las depurativa que limpian las células después de un tratamiento.

Clasificación de las plantas medicinales

Te mostramos a continuación las principales categorías que destacan dentro de las plantas medicinales que pueden ayudarte a tratar y prevenir problemas de infecciones:

  • DEPURATIVAS: ortiga, diente de león, bardana y zarzaparrilla, pueden usarse por separado o todas juntas.
  • HEPATO-PROTECTORAS: bupleurum, cardo mariano, schisandra, alcachofa y regaliz.
  • INMUNO-ESTIMULANTES: astrágalo, echinacea, ginseng y shitake. Dentro de esta clasificación también se pueden considerar: hierva de San Juan, jalea real, propóleo, reishi, uña de gato, melissa y pau d’arco.

Aquí tienes otro listado de ingredientes naturales que puedes utilizar para beneficiarte y prevenir así posibles infecciones, unos aliados muy útiles para el cuidado de neustra salud:

  • ALCACHOFA: es hepato-protector de muy baja toxicidad, no se aconseja tomarla en caso de obstrucción biliar. Se toma 1 cucharadita 3 veces al día.
  • BUPLEURUM: es de baja toxicidad y dosis altas es sedante. Se hierven 15 gr de bupleurum con 5 gr de regaliz en 3 tazas de agua dejando que reduzca un tercio en el hervor, dejar enfriar y tomarlo en varias tomas diarias.
  • CARDO MARIANO: es muy suave y se toma 1 cucharadita dos veces al día, además cumple la función antioxidante, antiinflamatorio, depurativo y antidepresivo.
  • GINSENG: es suave pero no conviene usarlo más de 6 semanas seguidas porque produce efectos secundarios no deseados. Se toma una cucharadita al día.

Además de todas estas hierbas que nos ayudan a cuidarnos, es importante tener presente que nuestro estado anímico regula también nuestras defensas. Cuando uno atraviesa un período difícil generando estrés y angustia las defensas se ven afectadas y se debilitan por eso es habitual que nos enfermemos al atravesar ese tipo de situaciones.