Lo más recomendable es que si será un embarazo planeado, se tomen las medidas necesarias antes de la gestación y que la futura madre se evalúe físicamente para posibles futuras enfermedades y que también se ponga las vacunas necesarias y que hagan falta. Ya que vacunas tan simples como la de la varicela puede evitar que su bebé tenga problemas en la piel, alteraciones en los ojos o incluso defectos físicos en alguno de sus miembros, por eso se deben tomar las vacunas necesarias y en dado caso evitar posibles contactos directos con personas que padezcan varicela.

También debemos tener cuidado con nuestras mascotas. El posible contacto de una embarazada con un gato que no este debidamente vacunado puede resultar en contraer toxoplasmosis que en si no es de gravedad para la madre, pero al bebé puede causarle problemas de microcefalia e hidrocefalia así como retraso mental. Se debe de tener el menor contacto con estos felinos por lo menos durante el embarazo así como de lavar muy bien frutas y verduras. También se debe comer la carne mas cosida de lo usual y si se hacen trabajos manuales en el jardín se debe usar guantes.

La mononuclaosis es una infección viral que causa dolor de garganta y fiebre entre otros problemas asociados con la garganta y puede ser causada por el contacto o la saliva de una persona infectada. Es muy raro que una mujer embarazada se contagie de esta enfermedad ya que en su mayoría son niños de 12 o 15 años quienes la padecen. Pero existe por lo menos un 3% de mujeres que pueden ser más susceptibles a este padecimiento. Entre los problemas que puede causar esta el aumento en las enfermedades congénitas, prematuridad o incluso la muerte del feto.

En general y como hemos visto algunos ejemplo de enfermedades, se debe de tener mucho cuidado con lo que pasa a nuestro alrededor y tener una buena higiene que va desde nosotras mismas hasta lo que nos rodea y quienes nos rodean. Hay que recordar que nosotras ya tenemos muchos años y nuestro sistema inmunológico ya esta mas que actualizado con un sinfín de bacterias e infecciones pero nuestro bebé todavía ni siquiera recibe los rayos del sol y es mas débil ante cualquier enfermedad por muy leve que esta pareciera.

Los chequeos rutinarios antes y durante el embarazo son de vital importancia para prevenir cualquier tipo de contagio. Nuestra pareja puede sernos de mucha ayuda y colaborar con las citas al doctor.