Consejos para ‘ser atractivo’ en Linkedin

  • Ser natural. Debes escribir tu formación y experiencia de forma breve, sencilla aunque comprensible para los lectores. Como si de un CV se tratara, te recomendamos que aparezca el nombre de la empresa o centro de estudios donde estuviste, el lugar de localización del mismo y el periodo de duración que lo desarrollaste. Tu experiencia aparecerá de forma descendente y para explicar en qué consistía tu trabajo utiliza frases cortas y concisas.
  • Uso de términos. Para hacer que tu perfil sea visto por un número de mayor de personas, utiliza términos relacionados con el sector profesional al que aspiras. El uso de sinónimos y un lenguaje variado aportará naturalidad y riqueza a tu página de Linkedin. Utiliza siempre el tiempo verbal de primera persona del singular para hablar de tus habilidades y conocimientos técnicos.
  • Imagen. Acompaña el texto de una fotografía en la que se vea bien tu rostro; ésta puede ser seria como la que adjuntas generalmente en tu currículum o un tanto más informal. En cualquier caso, debe ser reciente y que te transmita tal y como eres.
  • Eslogan. Puedes utilizar un eslogan en tu perfil que te servirá para diferenciarte de otros miembros de Linkedin. Lo puedes incluir junto con tu título profesional, para que aparezca justo debajo de tu nombre y junto a tu fotografía.
  • Resumen. ¿Crees que cada persona que llegue hasta tu perfil se va a leer todo lo que has publicado en él? La respuesta es no. Como es muy difícil que un usuario lea toda la información que aportas en tu perfil, haz un breve resumen sobre ti explicando de forma clara y concisa qué has estudiado, dónde has trabajado y cuáles son tus intereses personales y profesionales. Esto es una forma de captar la atención de los posibles interesados en tu CV y hacer que se detengan o continúen en querer saber más sobre ti.
  • Experiencias. Cuando indiques el lugar donde has trabajado con anterioridad, es recomendable que indiques  qué tipo de tarea desarrollabas, a qué se dedicaba la empresa así como un breve resumen sobre los conocimientos que adquiriste durante tu permanencia en ella.

Debemos cuidar los detalles de nuestro perfil en Linkedin

Ventajas de tener un perfil de Linkedin

  • Seguimiento de empresas. Una de las ventajas de conocer el estado de las empresas que nos podrían interesar es que podemos saber al instante si necesitan personal, si están pensado en abrir un proceso de selección o si tienen que cubrir una baja temporal. La rapidez de actualización que nos permite esta red social y su inmediatez para comunicarlo a los seguidores nos abre las puertas para ser uno de los candidatos que antes se postulen en el caso de ofrecer un puesto de empleo. También ofrecen información sobre la compañía y nos hace ‘estar al día’ sobre los posibles cambios en el sector profesional en el que nos movemos o nos gustaría trabajar.
  • Únete a grupos. Pero además de llevar un seguimiento de las empresas con más relación a tu formación y experiencia, también es recomendable que te unas a grupos que pertenezcan a tu área de interés profesional. Si eres miembro de ellos, tu nombre y perfil podrá tener mayor difusión en la web y tendrás más posibilidades de que CV sea leído por un número más alto de personas.
  • Recomendaciones. No hay nada más fiable que la opinión de otras personas que te han conocido y han compartido contigo de cerca una experiencia. Esto puede ser el factor determinante para que una empresa se decante a considerarte uno de sus candidatos. Contra más recomendaciones consigas, tendrás más posibilidades de demostrar que eres el postulante idóneo para el puesto de empleo al que aspiras.