Tenen cuenta tus necesidades: Existen diversas clases de portátiles en el mercado, entre ellos están: los equipos clásicos que cada día van desapareciendo para ser reemplazados por equipos más modernos, ideales para personas que no necesitan usarlos mucho fuera de casa. Por otro lado están los famosos ultrabooks, que son mucho más ligeros, pero que poseen un estilo clásico aunque ofrecen menos potencia y rendimiento. Y finalmente los equipos híbridos que nos ofrecen la alternativa de usarlos como tablet o portátil, su apariencia es similar a la de un ultrabook, son ligeros y delgados.

  • Toma en cuenta la memoria: Como es común, los PC portátiles, al igual que los de sobremesa, cuentan con una memoria, que también es conocida como RAM, es allí donde el procesador se encarga de recoger todas las instrucciones y archivar los resultados. El espacio de esta, es la clave para el software del dispositivo. En otras palabras si deseas trabajar en Windows 7 debes tener por lo menos una memoria RAM de 2GB, aunque lo recomendable es tener 3GB. Por otro lado, si no deseas que tu equipo caduque en poco tiempo, revisa si es posible poder aumentar su memoria.
  • Evalúa el procesador: El procesador es la parte más importante del equipo, ya que este es quien determina el buen funcionamiento y por supuesto el mejor rendimiento del equipo. Una de las opciones actuales en cuanto a procesadores, son aquellos pertenecientes a la familia de Intel Core o los de AMD, estos pueden variar entre core i3 a i7, mientras más actualizado sea el procesador, mejor será el rendimiento. La calidad del multitasking viene dada por el procesador, esto se traduce en un portátil más eficiente y veloz.
  • Valora la pantalla: Al momento de elegir el dispositivo portátil debemos pensar que debe tener el monitor adecuado para el uso que le daremos, así que es importante tener en cuentas características como: el peso, la nitidez que ofrece la pantalla y los colores. La mayoría de los dispositivos poseen pantallas entre 13 y 17 pulgadas, aunque existen otros tamaños. Debes recordar que cuanto más pulgadas posea el equipo, mayor será su peso.
  • Escoge una batería resistente: Una de las opciones fundamentales para considerar a la hora de elegir un equipo portátil es la batería, ya que muchas veces estas ocasionan problemas. La mejor alternativa es optar por equipos que ofrezcan una duración de batería entre 4 a 5 horas. Las baterías de litio son una de las mejores elecciones, ya que ofrecen una mayor duración de la carga, y poseen mayor tiempo de vida.

Si quieres mejorar el rendimiento de tu batería puedes lograr un ahorro importante si pruebas a cambiar la configuración de la pantalla, en el menú para ajustar el nivel del brillo, el color y la resolución de la pantalla. También es importante el buen mantenimiento del portátil una vez lo has comprado, esto permitirá que su desgaste sea menor y así lo podamos disfutar durante más tiempo.