Aunque a veces se nos olvide, la iluminación es la una parte importante de la decoración. Y gracias a las posibilidades que nos ofrece, tanto por forma, tamaño, color, efecto, textura….etc., va a enriquecer de manera considerable nuestro trabajo. Algunos expertos en la materia aseguran que hay cuatro tipos básicos de iluminación. En primer mencionaremos la llamada iluminación ambiental que no va ayudar a crear una luz general de fondo, también la llamada iluminación de trabajo que te ayuda a realizar una actividad como leer, coser…etc.,  la iluminación de realce nos va ayudar a destacar algún objeto en concreto y por último la iluminación decorativa se utiliza para dar un toque personal a una habitación.

Ejemplo de iluminación para un estilo más clásico

No cabe duda que una buena iluminación es necesaria para nuestra vida diaria pero también se le puede sacar más partido en una faceta que a veces se pasa por alto como es la decoración. La iluminación puede ser nuestra herramienta perfecta y toque final a la decoración que hayamos creado. Podemos sacarle el máximo beneficio si  seleccionamos y unimos las distintas características que pueden presentar.

En primer lugar debes plantearte en primer lugar que tipo de lámparas necesitas, el color….sin olvidar tampoco la duración y el coste que son también importantes. Por otro lado también resulta muy interesante considerar la buena distribución del espacio.  Cada área de su hogar requiere distintas y personalizadas soluciones por ejemplo si es un lugar para descansar, para leer, para cocinar…. e incluso si se trata de espacios abiertos como jardines.

Hoy en día existen grandes y variadas soluciones gracias a las últimas tendencias. Por ejemplo las últimas tendencias apuntan a la utilización de luces empotradas o como el aumento en la  utilización lámpara de acero y aluminio. De igual forma  la utilización de pantallas que además de ser muy económicas nos brinda la posibilidad de elegir diferentes texturas para crear diferentes ambientes tanto tenues, suaves a más fuertes.