No todos los cuerpos pueden tener thigh gap

Ojo, es imprescindible antes de fijarse una meta en esta moda del thigh gap el reconocer nuestro cuerpo, ya que no todas las mujeres pueden tener este tipo de muslos donde la parte interna de ellos no se tocan entre sí. El thigh gap trabajado no implica comer lo menos posible o pesar menos de lo que es saludable, sino ejercitarse para tener unos muslos más firmes, delgados y definidos. Y por supuesto, algunas mujeres tienen thigh gap de forma natural y sin ejercicio por la estructura de sus caderas.

Los ejercicios ideales

Para quienes sí pueden y quieren tener desarrollado el thigh gap, veamos entonces estos ejercicios.

Ejercicios de ballet: Las bailarinas se destacan por tener piernas delgadas y largas, por lo que aprender de ellas es genial para lograr el thigh gap.

  • Ejercicio 1: parada derecha y con las piernas abiertas (de frente) con medio metro de distancia entre ellas. Baja las caderas hasta que tus piernas estén ligeramente dobladas. Realiza 3 repeticiones de diez movimientos.
  • Ejercicio 2: parada bien derecha y con las piernas abiertas como una tijera (de lado), con medio metro de separación entre las piernas, baja las caderas pero esta vez doblando solo la pierna que tengas posicionada hacia atrás. Realiza 3 repeticiones de diez movimientos y cambia de pierna para realizar otras 3 repeticiones de diez movimientos con la pierna opuesta.

Entre los ejercicios para el thigh gap destacan las sentadillas

Sentadillas: las sentadillas son perfectas para ejercitar el thigh gap.

  • Ejercicio 3: Realiza las sentadillas como acostumbras, parada de frente con las piernas ligeramente abiertas y bajando y subiendo la cadera como si te sentaras en una silla imaginaria. Ahora bien, puede subir el nivel de dificultar separando más y más las piernas, así como bajando más las caderas hasta casi tocar el suelo. Realiza 5 minutos de sentadillas.
  • Ejercicio 4: las patadas son divertidas y ayudan a tener ese deseado thigh gap. Realiza sentadillas regulares, pero al subir las caderas agrega una patada lateral a tu rutina. Alza lo más alto que puedas las piernas a fin de sentir el ejercicio en la parte interna de las caderas. Realiza 3 minutos de este ejercicio.

Si bien es cierto estos no son los únicos ejercicios que te ayudarán a tener un thigh gap, sí son excelentes, no dejes de intentarlos. Se trata de rutinas que puedes seguir de forma habitual para mantener toda la zona de las piernas y los glúteos bien tonificados, además de mantener un estado de forma adecuado, algo que siempre es muy positivo. Te animamos a que pruebes estos ejercicios durante una temporada larga, de varias semanas y que compruebes los resultados que puedes obtener.