¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Son ejercicios sencillos que sirven para recuperar la firmeza del suelo pélvico, mismo que está provocando la pérdida de orina por cuando no está contraído correctamente. Hacer los ejercicios son realmente sencillos, y basta para empezar apretar la zona de la vagina como si intentáramos subirla.

Tensar esta zona no siempre es sencillo para una mujer, y menos después del parto, por lo que una forma de identificarla es introducir uno de los dedos en la vagina y tensar, el área que se mueva será la indicada. Recuerda tener tu área íntima en perfecta higiene así como tus dedos, pues las infecciones de orina y vaginales están a la orden del día después de un parto

¿Cómo hacer los ejercicios de Kegel?

Tres veces al día dedica unos minutos a hacer los ejercicios que se realizan de la siguiente manera.

Sentada o acostada (como resulte más cómodo), aprieta los músculos de la zona pélvica por 5 segundos. Libera y repite por lo menos 10 veces en una sesión. Mañana, mediodía y noche deben ser ideales para hacer los tres sets de diez repeticiones de los ejercicios de Kegel.

Las recomendaciones generales son las de controlar los músculos, tener la vejiga vacía y por supuesto, suspender ante cualquier dolor, molestia o duda. Acudir al médico es preciso si se ven reacciones adversas.

¿Qué más debo saber?

Al cabo de un mes de realizar estos ejercicios los flujos de orina deben cesar o por lo menos los síntomas deben disminuir. Así mismo, ver beneficios en otras áreas también se podrá apreciar pues los ejercicios como ya lo mencionamos fortalecen la vejiga, el útero y el intestino grueso.

Sin embargo, es recomendable no excederse en los ejercicios pues puede provocar que la zona se ponga rígida y causar problemas como indisposición a deponer y orinar, así como dolor al mantener relaciones sexuales.

Como bien sabemos, ningún exceso es bueno, evita excederte con los ejercicios de Kegel. Se trata de una actividad que debes realizar de forma moderada. Ten en cuenta que tras el parto el cuerpo necesita de tiempo para recuperarse y un ejercicio excesivamente intenso podría ser contraproducente, por ello es bueno hacer estas rutinas con moderación.