Bailar

La mayoría de las personas hacen ejercicios que pueden llegar a parecerles aburridos, olvidando que existen actividades como el baile, que son una forma fácil y divertida de entrenamiento físico. El secreto del baile para estar en forma radica en el tipo de movimientos que ejecutemos y la intensidad del mismo, que dependerán de cada persona.

Trotar

Todos sabemos que trotar es un gran ejercicio cardiovascular. Quienes tengan un pequeño espacio en su casa, pueden hacerlo de manera cómoda, en caso de no ser así, también es posible hacer el trote de manera estática, ya que seguirá teniendo el mismo efecto.

Caminar

Dependiendo de nuestra edad y condición física, algunos ejercicios exigirán mucho más de nosotros. Si nuestro nivel es inicial o bajo, podemos caminar de menos a más, esta es una opción ideal para hacer cardio bajo, que podemos realizar más o menos por un periodo de tiempo prolongado.

Caminar a un ritmo diferente en función de nuestra forma física

Saltar la cuerda

Es un ejercicio clásico, que consiste en utilizar una cuerda que debemos girar con nuestras manos alrededor del cuerpo, y hacer un salto cada vez que la cuerda pase por nuestros pies. Es bastante provechoso para quemar grasa y puede ser realizado por personas de distintas edades y con diferentes grados de intensidad.

Subir escaleras

Si no queremos hacer ninguno de los ejercicios anteriores, simplemente podemos optar por subir las escaleras de nuestra casa. Del mismo modo, podemos usar una caja u otro objeto que simules un escalón, para utilizarlo como step. Actualmente este ejercicio es bastante famoso y de fácil realización.

Subir y bajar escaleras es un buen ejercicio

Debemos tener en cuenta que todos estos ejercicios pueden comenzar con un grado de intensidad bajo y luego es posible incrementarla, de acuerdo a la capacidad con que va respondiendo nuestro organismo. Esta es una de las formas más efectivas para generar cambios notables en el cuerpo. Como siempre, no está de más consultar con un especialista, sobre cuál puede ser la mejor opción para nosotros, en función de cualquier antecedente en nuestro historial médico en cuanto a lesiones o problemas físicos.