Mejores ejercicios para ancianos

Para quienes ya tienen una edad avanzada, los más mayores, es recomendable realizar ejercicios que no impliquen esfuerzos desmesurados o movimientos bruscos, por lo tanto nuestras recomendaciones son estos dos ejercicios:

  • Caminata: aporta fuerza a los músculos y ayuda a mantener una sana circulación. En el adulto mayor es recomendable caminar a diario, pero jamás hasta sentirse exhausto y sobre todo con calzado que evite alguna lesión o que pueda provocar caídas.
  • Yoga: el yoga es un ejercicio que puede ir de ligero a exhaustivos pero en el caso de los adultos mayores es de beneficio cuando nos concentramos en la fuerza, el estiramiento y sobre todo el equilibrio ¿por qué?

Qué debo buscar en los ejercicios para mayores

Los objetivos en los ejercicios que deben realizar los más mayores son diferentes a los que se fijaban cuando eran jóvenes, estas son las habilidades que deberían obtener gracias a los ejercicios que practicarán:

  • Fuerza: la fuerza para la edad madura no va tanto sobre la masa muscular pues ya no podremos obtener bíceps o un abdomen marcado, sino por el buscar unas extremidades que puedan con las tareas del día a día por lo que usaremos pesas de máximo 3 kilos o por ejemplo latitas de alimentos como pesas.
  • Estiramiento: ejercicios como el yoga son necesarios porque ayuda la circulación y a mantener los miembros bien despiertos a fin de evitar problemas relacionados a la artritis como hormigueo, dolores musculares y extremidades engarrotadas.
  • Equilibrio: para evitar caídas que rompan los huesos el equilibrio en los ancianos es una de las metas principales en el ejercicio para que además su postura se mantenga erguida a fin de evitar también problemas musculares y dolores de espalda.

Para combinar estos tres elementos a buscar en los deportes para ancianos podemos practicar las siguientes disciplinas:

  • Montar en bicicleta: elijamos la estática o regular, la bicicleta debemos usarla tranquilamente sin exigirnos demasiado a menos que nuestro cuerpo así lo pida.
  • Bailes diversos: esta actividad favorece los tres puntos anteriores y además se puede realizar en pareja.
  • Natación: es perfecta porque la fuerza que el agua impone sobre el cuerpo ejercita las extremidades. No descartemos el aquafitness.
  • Taichí: clásica actividad física en el oriente para los ancianos.
  • Gimnasia aeróbica de bajo impacto: podemos usar pesas, pelotas y ligas, siempre cuidando que el impacto se adapte a cada persona.

Así, no esperemos más y activemos a nuestros adultos más mayores.