En qué consiste la osteoporosis y cómo se trata

La forma en que se previene la osteoporosis es desarrollar huesos fuertes para cuando llegue la edad en que los estrógenos comienzan a escasear. Por tanto es conveniente: tomar calcio diariamente entre 1000 y 1300 mg al día, realizar actividad física que requiera levantamiento de pesas o sobrecarga, combinar con dieta para tener el peso ideal y que los huesos no estén sobrecargados, evitar alcohol y cigarrillo y hacerse una densitometría para conocer la salud de los huesos.

El yogurt y otros lácteos son muy recomendados para la osteoporosis

El consumo de calcio recomendado por La Fundación Internacional de Osteoporosis en las diferentes edades es:

Entre 19 a 50 años unos 1000 mg por día o sea unas 3 porciones de lácteos y de 50 en adelante 1200 mg por día, o sea 4 porciones de lácteos. La forma de considerar una porción es calcular: 1 taza de leche o una taza de yogurt  o una porción de queso fresco del tamaño de un casete. Todas estas son porciones.

¿Qué tipo de ejercicios se recomiendan y cómo pueden beneficiarnos?

El ejercicio aquí también juega un papel importantísimo ya que afecta directamente la salud ósea y es muy recomendado por La Fundación Internacional de Osteoporosis. La actividad debe apuntar a un entrenamiento de resistencia, ejercitación aeróbica con sobrecarga y, por supuesto, no pueden faltar los ejercicios de estiramiento y elongación.

Ejercicios aeoróbicos y de estiramientos o elongación con pesas son buenos para la osteoporosis

Se aconseja trabajar 5 días a la semana distribuidos de la siguiente manera: tres veces a la semana conviene realizar actividad aeróbica por 30 minutos al menos y luego dos veces por semana realizar rutinas de fuerza con sobrecarga que brinda un trabajo adicional para fortalecer los huesos. Se completa la rutina con ejercicios de estiramiento y elongación para desarrollar flexibilidad.

Están contraindicadas todas las prácticas de alto impacto y las que requieren movimientos bruscos y cambios repentinos de velocidad porque de acuerdo al grado de osteoporosis que se tenga se pueden ocasionar fracturas. Siempre que haya dudas sobre las prácticas deportivas se debe recurrir al médico de cabecera o también a médicos deportólogos o sea especialistas en deportes.