Lo mismo nos puede pasar a nosotras, más aún si pasamos por nuestro primer embarazo o hemos perdido un bebé anteriormente, y no es para avergonzarse, después de todo, en nosotras llevamos ese precioso regalo en forma de nuestro próximo hijo, y como tal, lo cuidaremos esmeradamente y con gran atención.

¿Podemos hacer ejercicio durante el embarazo?

Aunque podemos decirte que sí, y que hay ejercicios ligeros y seguros que podemos realizar en los meses de espera como pilates o yoga, es imperativo que primeramente lo consultemos con nuestro médico, ya que solamente él puede decirnos si para nuestro caso particular es recomendable el ejercicio, además él mismo nos puede proveer de ejercicios por hacer.

Pero en primera instancia sí se puede realizar ejercicio mientras se gesta nuestro bebé, siempre y cuando no sea un ejercicio rudo como los de contacto tipo karate, o que impliquen correr y caerse como el futbol, y evidentemente tampoco los de tipo box o que se realicen en base a golpes.

Cada deporte nos dirá por el sentido común si se puede realizar o no durante el embarazo, porque si pensamos en yoga para principiantes, seguro nuestra lógica nos llevará a concluir que sí se puede realizar, a diferencia de por ejemplo ¡levantar pesas! Si bien es cierto que todo dependerá de la evolución del embarazo y los consejos del médico. No son pocas las mujeres que han practicado deportes exigentes e incluso marcado marcas importantes de levantamiento de peso, aunque, evidentemente, no es lo más aconsejable para la buena marcha de la gestación.

Levantar pesas no es lo más aconsejable durante el embarazo

Qué tipo de ejercicio podemos hacer en el embarazo

Una vez que el médico haya dado su aprobación, podemos realizar deportes ligeros como el yoga, los pilates (sin cama o pelota), la natación ligera, correr o la caminata, todos ellos se pueden realizar en grupos de embarazo y ayudan mucho en el momento del parto.

Una recomendación final

Usar la ropa adecuada puede hacer una gran diferencia cuando nos ejercitamos durante los meses de espera, haciendo de una actividad que nos puede resultar incómoda, algo realmente relajante.

Escoger telas como el algodón y modelos cómodos es una buena elección que nos permitirá disfrutar del ejercicio; pero en el área abdominal, es mucho mejor que busquemos un buen soporte que no sea muy apretado sino que mantenga todo cómodo y en su logar.