Recicla siempre

Los muebles hechos con palets o los accesorios como cojines o cortinas elaboradas de telas recicladas se ven muy vintage chic, o boho chic, y lo mejor es que son económicos y reciclados, lo cual ayuda al planeta y a tu economía. De hecho, muchos proyectos los podemos encontrar en la web, y de esta forma, realizar nosotros mismos nuestros propios muebles reciclados con costos risibles.

Cuidemos el agua

Una de las prioridades de la casa ecológica es el cuidado del agua y esto se puede llevar a cabo de forma sofisticada al instalar sistemas donde el agua se puede reusar en inodoros o como agua de riego. Pero si no contamos con estos sistemas, algo tan sencillo como bañarnos más rápido (o en pareja) para usar menos agua, reparar goteras o evitar dejar correr el agua hasta que esta salga caliente son métodos básicos y sencillos de ahorrar este recurso vital.

Ahorrar agua con buenos hábitos es importante

Consumir menos energía

Los aparatos conocidos como vampiros son los que toman corriente pese a estar apagados, televisores, computadoras o muchos electrónicos se quedan conectados y aunque no lo parezca, jalan un poco de corriente que es mejor evitar. Procuremos también apagar las luces durante el día y abrir ventanas para ventilar y tomar luz. Además de consumir menos energía por el planeta, nuestras cuentas de recibo de luz disminuirán por nuestra cartera.

Podemos consumir menos energia recurriendo a bombillas de bajo consumo

Usar solamente luces de bajo consumo

Se ha hablado mucho sobre los beneficios de los focos ecológicos, también conocidos como luces de bajo consumo. Generalmente se trata de led o fluorescentes, porque consumen mucha menos energía. Sí, en un principio representan un gasto mayor, pero los precios en luz se reducen, y además el planeta lo agradece.

Evitar productos contaminantes

Si guardamos en nuestro hogar las botellas de plástico, vasos desechables, o envolturas plásticas que utilicemos en unas cuantas semanas, nos daremos cuenta que son muchísimos los desechos no biodegradable que consumimos, y si esta basura no cabe en el hogar ¿qué nos hace pensar que tiene lugar en el mundo?, evitar vasos desechables o botellas de plástico por preferir vidrio o papel, es mucho más saludable para el planeta.