Las bebidas dulces que habitualmente se consumen tienen la posibilidad de generar diabetes a quien la consume, lo mismo que el azúcar refinado, los potenciadores de color, saborizantes, etc. Todas son sustancias artificiales que incorporan elementos nocivos para la salud. Por ejemplo el Metabisulfito de potasio que se encuentra en cervezas, frutas disecadas, jugos, causa reacciones alérgicas entre asmáticos y destruye la vitamina B1 que hay en el cuerpo. Los colorantes Rojo 3, Rojo 40, Amarillo 5 y Amarillo 6 se comprobó que son cancerígenos y suelen usarse en la fabricación de galletas, refrescos y helados.

Los mejores dulces y edulcorantes naturales

  • MIEL Y MIEL DE CAÑA: reemplaza el azúcar refinado sin inconvenientes, se puede colocar en cafés, tés, leche, etc. Es cuestión de encontrar la proporción que nos agrada. La miel a veces se adultera con glucosa, es fácil reconocerlo porque la miel pura es cristalizada y dura, si es líquida tiene glucosa.
  • FRUTAS: suelen ser dulces y con una buena cantidad de líquido que hidratan el organismo. Es un buen reemplazo de caramelos y otros dulces, cuando nos sentimos tentados de comer algo dulce recurrir a las frutas es muy  saludable.
  • STEVIA: es una hierba dulce que se puede usar como edulcorante natural y reemplaza perfectamente el azúcar refinado.

La Stevia es un novedoso extracto de la planta que sirve de edulcorante

  • SIROPES DE AGAVE, MANZANA, ARCE, ETC: es una de las formas más antiguas conocidas de hacer dulces naturales. Como complemento además de endulzar regula el nivel de glucosa y previene la diabetes. Es una combinación de savia de arce y savia de palma. Recoger la savia es un proceso complicado en cada árbol y hay que saber hacerlo pero el producto que se obtiene es muy rico en minerales y vitaminas.
  • AZÚCAR NATURAL: es el azúcar recién extraído de la caña conservando agua y micronutrientes que se pierden en el proceso de refinamiento. Posee calcio, potasio, magnesio, fósforo y sodio además de vitaminas del grupo B.

Por todo esto y apostando a la salud evitemos consumir dulces que solamente aportan calorías vacías.