La base de este dormitorio es su suelo, para el que vamos a escoger césped artificial. Si, has leído bien, ese mismo césped que se compra para los jardines, pero esta vez utilizado a modo de alfombra. Elige un césped con hierba alta y muy suave, lo más parecida posible a la hierba natural. Dado que vas a comprar un trozo pequeño y no se trata de alfombrar un jardín completo, puedes invertir en un césped de calidad sin dejarte demasiado dinero.

Decorando una habitación infantil

Hay muchas maneras de utilizar el césped artificial como alfombra. Si se trata de una habitación infantil es preferible cubrir totalmente el suelo, de este modo los niños podrán jugar tumbados y siempre estarán protegidos del frío. En este caso solo tienes que cortar la moqueta de césped con las medidas adecuadas y ponerlo sobre el suelo. No es necesario pegarlo, pero si notas que se mueve mucho, especialmente por las uniones, puedes engancharlo con tiras ocultas por la parte trasera.

Para que el aspecto quede todavía más natural, puedes realizar flores en diferentes tamaños en fieltro o en goma eva para colocar por el césped. Pueden atarse a la malla de la moqueta para que queden fijas o cambiarlas de sitio al gusto.

Si esto se combina con una pared pintada en azul cielo parecerá un pequeño parque dentro de la casa. Un trabajo fácil y económico que seguro que gustará a los niños y que ofrece un resultado muy original.

Decorando una habitación de adultos

En el caso de habitaciones para adultos un suelo totalmente cubierto de césped artificial puede ser un poco excesivo. Por eso nuestra propuesta es una tira ancha sobre la que iría situada la cama y que sobresaldría a los lados a modo de alfombras laterales. Si quieres sentirte todavía más en comunión con la naturaleza existen ambientadores con olor a hierba fresca especiales para el césped artificial.

Esto crearía la sensación de que la cama está sobre un campo. Una opción es prolongar la tira de césped por la pared para que sea también un cabecero propiciando una bonita sensación envolvente. Si no te gusta el cabecero de hierba una opción muy desenfadada es la de colocar un vinilo con efecto pared rota. Se trata de vinilos que simulan un desconchado en la pared a través del cual se pueden ver todo tipo de imágenes. En este caso destacaríamos un bonito paisaje natural.

¿Qué te parecen estas opciones? ¿Habías pensado alguna vez que el césped artificial pudiera servir como elemento decorador para la casa? Ahora que sabes que es posible no dudes en explorar todas sus posibilidades, no solo en dormitorios sino también en terrazas, balcones y hasta en la sala de estar.