Si bien lo mejor sería dormir, hay algunos consejos que les puedo dar para sobrevivir estos meses hasta que el bebé tenga un horario de sueño más parecido al nuestro.

A la mañana despertarse para ir a trabajar, estudiar o donde sea que tengamos que ir puede ser lo más difícil de todo. Además estaremos muy tentados a apagar la alarma del despertador y seguir durmiendo. En este caso, si bien puede ya ser tarde, les recomendaría en su trabajo aguantar lo más que puedan los días previos al embarazo a fin de utilizar los días de vacaciones después del parto. (Igualmente esto depende mucho del tipo de trabajo, confianza con el jefe y legislación particular de cada país al respecto). Si esto no es posible lo mejor es poner la alarma en un lugar que no lleguen desde la cama, para que tengan que hacer un esfuerzo real para apagarla y al hacerlo se terminen despabilando.

Durante el resto de la mañana y tarde se sentirán muy cansados, el hombre la tiene un poco más fácil porque puede consumir mucho más café y bebidas energizantes que la mujer, ya que en el caso de ella no pude consumir tanto, porque todo ello le llegará al bebe a través de la leche materna, con lo cual eso podría ser un problema.  Tomar mucho agua fría o cualquier bebida sirve en un grado mucho menor, pero peor es nada.

En cuanto a tu trabajo o estudio, lo mejor es ocuparse de las tareas más difíciles y los más importantes al principio, ya que poco a poco irás cansándote mucho más seguido de lo normal, lo cual suele provocar que tomes malas decisiones y te tome más tiempo realizar actividades que normalmente se hacen más rápido.

Problemas con el sueño tras la paternidad pueden afectar en el trabajo

Es muy común que nos durmamos en situaciones aburridas, como reuniones de trabajo o clases de la universidad monótonas. Puedes abrir la ventana para que el aire fresco te levante un poco, tomar algo como mencioné antes o incluso se de gente que se las arreglaba para dormir en lugares insólitos en cualquier rato que tenía.

La comida pesada te tirará para abajo, por lo que es mejor comer liviano durante estos meses, ya que esto hace que el estómago haga menos esfuerzo y consuma menos energías para digerir la comida liviana.

Si tienes que manejar durante mucho tiempo, intenta dormir algo, tomar mucho agua, buscar algo que te moleste y te mantenga despierto/a o como último recurso, tomar café, ya que es algo así como la parte primordial de manejar, no quedarse dormido.

Finalmente cuando llegues a casa, lo mejor es acumular las tareas domésticas y hacer una rutina semanal y pasar lo más pesado al fin de semana, a fin de no tener que ocupar tanto tiempo y tener un tiempito para descansar.

Como vimos antes, lo ideal sería dormir al menos 6 horas, pero estos consejos permitirán que sea llevadera la situación durante los meses suficientes hasta que el bebé aprenda a dormir como lospadres, y vuelvan a la rutina regular.